• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 21 julio 2014

El jefe del Gabinete ministerial argentino, Jorge Capitanich, aseguró este lunes que su país tiene toda la disposición de negociar con los llamados fondos buitre bajo condiciones justas y equitativas.

En el marco del encuentro que sostendrán este martes la delegación negociadora de Argentina y los fondos buitre con el magistrado Thomas Griesa en Nueva York (noroeste de Estados Unidos), el jefe del Gabinete argentino, Jorge Capitanich, reiteró la necesidad de lograr una medida cautelar para frenar el litigio que enfrenta su país.

“Argentina reclama condiciones de negociación justas, equitativas, legales y sustentables para el ciento por ciento de los bonistas, aquellos que participaron del proceso de reestructuración incorporados al prospecto, que constituye un contrato de partes, que un juez no puede vulnerar como lo hace Griesa”, señaló.

Sostuvo que el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández solicitó al juez Griesa una medida cautelar que contribuya de alguna manera a la causa argentina en la demanda que enfrenta con los llamados fondos buitre.

“Los litigantes tienen sentencia a favor para cobrarse bonos en mora desde finales de 2001 que, entre capital e intereses, ascienden a unos mil 500 millones de dólares”, puntualizó Capitanich.

Al tiempo, aseguró que la posición de su país en el litigio es racional y de buena fe. “La mala fe la tienen los bonistas buitres porque pretenden una ejecución de sentencia que saben que tiene efectos al resto de los bonistas que adhirieron”, aseveró.

Argentina busca una manera de que los "fondos buitre" se cancelen sin vulnerar la cláusula RUFO (Derechos sobre futuras ofertas, por su sigla en inglés) que otorga el derecho a aquellos que se acogieron al canje de reclamar la totalidad de su deuda, lo que dispararía la deuda a unos impagables 120 mil millones de dólares


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.