• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 16 julio 2015

El abogado del comunicador, Miguel Andel Pierri, se mostró sorprendido por la medida a la que calificó de innecesaria.

La justicia argentina allanó este jueves el domicilio particular del periodista y locutor Víctor Hugo Morales, ubicado en avenida Libertador 2423 de la Ciudad de Buenos Aires (capital), a raíz de un juicio iniciado por la empresa Cablevisión, perteneciente al grupo Clarín. 

La agencia oficial Télam reseñó que el procedimiento judicial fue ordenado por la Corte Suprema de Justicia, debido a un juicio que Cablevisión le iniciara a Morales por haber puesto al aire en su programa "Desayuno", que se emitía por Canal 7, un tramo de la final entre Boca y el Real Madrid, disputada en Tokio en el año 2000, cuyos derechos de transmisión había comprado la empresa. 

Cablevisión, en 2001, era una firma controlada por el fondo Hicks, Muse, Tate & Furst y Liberty Media, pero cinco años después fue adquirida por el Grupo Clarín, que la fusionó con su compañía de TV por cable, Multicanal. Aunque esta operación fue aprobada en 2007 por la secretaría de Defensa de la Competencia pero nunca obtuvo el visto bueno del Comité Federal de Radiodifusión. 

El abogado del periodista, Miguel Andel Pierri, se mostró sorprendido por la medida a la que calificó de innecesaria.

Según declaró Morales al canal C5N, los momentos más tensos del allanamiento se produjeron cuando él no se encontraba en la casa: “le dijeron a mi mujer que si no los dejaban pasar podían tirar la puerta abajo”. Como parte del operativo participa el jefe de abogados de Clarín, Damián Cassino.

El reconocido periodista, que ha conducido en teleSUR los programas “De zurda” y “De chilena”, recordó que en primera instancia el juicio lo dejó libre de responsabilidad y solo implicaron al Canal 7 y al productor del programa. 

Lea también: Víctor Hugo Morales sufrió una agresión en Buenos Aires

“Pero ellos lo que querían era mi cabeza, naturalmente, y consiguieron una instancia judicial que me incluyera entre quienes habían perjudicado a Cablevisión por esa transmisión”, explicó en conversación telefónica con la prensa local. 

De acuerdo con Morales, el allanamiento forma parte de la presión que ese tipo de medios de comunicación sabe ejercer bien sobre la parte espiritual de las personas. “Siempre he estado dispuesto a sobrellevar todo lo que me han tirado, pero hoy la dificultad se traslada también al ámbito familiar”, apuntó.

Morales calificó el hecho como un “golpe mafioso de la gente de Cablevisión”, y precisó que este jueves las autoridades que entraron a su casa se dedicaron a hacer una lista de objetos como muebles y obras de arte.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.