• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ante el discurso del supremacista blanco Richard Spencer (i), el gobernador Rick Scott (d) decidió declarar estado de emergencia en Florida.

Ante el discurso del supremacista blanco Richard Spencer (i), el gobernador Rick Scott (d) decidió declarar estado de emergencia en Florida. | Foto: Reuters

Publicado 17 octubre 2017

El discurso de un supremacista blanco obligó a las ‎autoridades del estado de Florida de EE.UU. a declarar el estado de emergencia.‎

El gobernador de Florida, Rick Scott, declaró el lunes estado de emergencia en la región, como medida cautelar ante el discurso del supremacista blanco Richard Spencer, actual presidente del Instituto de Política Nacional (IPN) y uno de los líderes del movimiento “Alt-right” (un conjunto de ideologías de derecha y extrema derecha de origen estadounidense) en Estados Unidos.

"Esta orden ejecutiva supone un paso adicional para asegurar que la Universidad de Florida y la comunidad al completo estén preparadas y todo el mundo esté seguro", declaró Scott a través de un comunicado.

>> Donald Trump anuncia un encuentro con ¿él mismo?

El gobernador aseguró que las fuerzas de seguridad estatales diseñaron un plan para hacer frente a posibles actos de violencia y choques en Florida tras el discurso de Spencer, que tendrá lugar el jueves.

"La seguridad pública es la principal prioridad. He estado en contacto con la sheriff (Sadie) Darnell, que ha solicitado esta orden ejecutiva para asegurar que cuenta con todos los recursos necesarios a nivel local en caso de que fuera necesario", afirmó Scott.

>> Irán y la miopía geopolítica de Donald Trump

Las fuerzas de seguridad de Florida están autorizados para utilizar recursos de otros estados o condados, mientras que podrían realizar un despliegue masivo policial con el fin de garantizar la seguridad durante y después del discurso, ante previsibles congregaciones de movimientos Alt-right y de contramanifestantes ‘antifas’ (grupos autodenominados antifascistas, opuestos a los de la ultraderecha y la extrema derecha).

Con la llegada al poder del presidente estadounidense, Donald Trump, y su pasividad y, hasta en algunas instancias, apoyo a los ultraderechistas y supremacistas blancos, los grupos que se identifican con la extrema derecha han aumentado su actividad a nivel nacional y crecen las agresiones y ataques contra las minorías.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.