• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El proyecto de ley debe ser discutido por el Parlamento.

El proyecto de ley debe ser discutido por el Parlamento. | Foto: Archivo

Publicado 12 octubre 2016

El Gobierno alemán solo subsidiará a otros ciudadanos europeos desempleados, si residen en el país por más de cinco años.

El Gobierno alemán aprobó este miércoles un proyecto de ley que restringe fuertemente el acceso al sistema de bienestar social a los inmigrantes provenientes de la Unión Europea (UE) que no trabajan.

El proyecto, elaborado por el Ministerio de Trabajo y aprobado por el Consejo de Ministros, indica que los residentes oriundos de Europa radicados en Alemania sin actividad laboral no tendrán derecho a las ayudas sociales antes de haber completado cinco años de estadía legal.

>> Reino Unido inicia construcción de muro para impedir cruce de refugiados

La ministra de trabajo y asuntos sociales, Andrea Nahles, manifestó que "para quienes nunca hayan trabajado aquí y dependan para subsistir de la ayuda financiera del Estado rige un principio: deben pedir esas prestaciones en sus países de origen".

La socialdemócrata Nahles indicó que "la regla es clara: el que vive aquí, trabaja y paga las cotizaciones sociales tiene derecho también a las prestaciones de nuestro sistema social".

El cambio legislativo supone, en la práctica, una reacción a una sentencia emitida el pasado año por el Tribunal Federal Social que reconocía el derecho de los ciudadanos europeos a solicitar ayudas públicas tras residir en el país más de seis meses. 

A raíz de este fallo, Nahles argumentó que esa sentencia solo fomentaría el "turismo de bienestar social", por ellos las modificaciones aplicadas servirán para evitar un abuso del sistema.

>> Hungría rearfima su política contra los refugiados

Datos de inmigrantes europeos

La Agencia Federal de Empleo de Alemania indica que cerca de 440 mil personas procedentes de otros Estados de la Unión Europea cobraron en enero ayudas sociales.

Los ciudadanos oriundos de Polonia fueron los que más prestaciones recibieron, unos 92 mil, seguidos de los provenientes de Italia (71 mil), Bulgaria (70 mil), Rumanía (57 mil) y Grecia (46 mil).

Mientras que los españoles, con 17 mil beneficiarios, ocupan el sexto puesto.

La mayoría de estos solicitantes de ayudas públicas no son desempleados, sino que muchos de ellos tienen un trabajo que les reporta un salario bajo y se ven obligados a pedir subsidios para poder llegar a fin de mes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.