• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El Gobierno también prevé tomar medidas para evitar la explotación laboral (Foto:Archivo)

    El Gobierno también prevé tomar medidas para evitar la explotación laboral (Foto:Archivo)

Publicado 26 marzo 2014

El Gobierno de Alemania presentó un informe que muestra el incremento de la inmigración de rumanos y búlgaros, un fenómeno alarmante para el ministro del Interior, Thomas de Maiziere, que ha abogado por estudiar medidas para evitar la expansión del problema.

Entre 2012 y 2014 la llegada de inmigrantes de Bulgaria y Rumania se incrementó más de un 400 por ciento, señala el informe, por lo que el Ejecutivo y sus aliados de la Unión Democráta Cristiana (UCD), partido de la canciller Angela Merkel y el Partido Social Demócrata (SPD), estudian implementar planes contra abusos y permanencia de inmigrantes sin trabajo en el país.

La coalición del Estado prevé controlar los viajes de ciudadanos de Rumanía, Bulgaria y otros países de la Unión Europea, aunque el anuncio alertó a varios Estados que temen una entrada masiva de inmigrantes. Según De Maiziere, unos 75 mil rumanos y búlgaros llegaron a Alemania el año pasado y en 2014 las cifras se duplicarán.

"Es una buena noticia que los inmigrantes vengan para trabajar, educarse o estudiar y contribuyan al desarrollo y el bienestar de Alemania , pero no deberíamos estar ciegos" sobre los "problemas que puede traer esta llegada de población”, dijo Maiziere

El documento presentado también prevé limitar los permisos de residencia para aquellos inmigrantes que buscan empleo en el país y que cuentan con pocas posibilidades reales de acceder al mercado laboral.

"Hay un problema creciente con los ciudadanos de la Unión, que declaran su intención de permanecer en el país durante la búsqueda de empleo, sin embargo, debido a la falta de educación, la falta de formación o la falta de competencias lingüísticas no tienen ninguna posibilidad en el mercado laboral", indica el texto.

Sin embargo, el Ejecutivo tomará medidas para evitar la explotación laboral de los inmigrantes productivos y para luchar contra la economía sumergida.

El Estado afirma que la mayoría de los rumanos y búlgaros que llegan a Alemania lo hacen para estudiar a trabajar y son menos proclives al desempleo. Los datos indican que solo 0,7 por ciento de los inmigrantes solicitan ayuda.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.