• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El congresista demócrata, Xavier Becerra, dijo que apoya la protesta pacífica para una "solución justa y sensata a nuestro sistema migratorio". (Foto: Archivo) disfuncional

    El congresista demócrata, Xavier Becerra, dijo que apoya la protesta pacífica para una "solución justa y sensata a nuestro sistema migratorio". (Foto: Archivo) disfuncional

Publicado 7 abril 2014

Unas tres personas fueron detenidas en Estados Unidos (EE.UU.) tras ingresar ilegalmente al Congreso, con el fin de exigir la aprobación de la reforma migratoria y la suspensión de las deportaciones, según informó este lunes el portavoz de la policía del Congreso Shennell Antrobus, quien comentó que actualmente se llevan a cabo varias protestas en distintos puntos de Washington (capital estadounidense).

De acuerdo a la información del portavoz, varias personas ingresaron a la oficina de la congresista demócrata por California, Loretta Sánchez y a la oficina del también demócrata Xavier Becerra, para pedirles una actitud más firme que ponga un alto a las mil 100 deportaciones diarias que en promedio ejecuta el gobierno federal.

Debido a este contexto Becerra dijo a la agencia de noticias AP que respeta "el valor de estos activistas. Y lo que menos deseo es disuadirlos de luchar de manera cívica por una solución justa y sensata a nuestro sistema migratorio disfuncional".

Un centenar de mujeres iniciaron el lunes un ayuno de 48 horas para pedir al Congreso una reforma migratoria y al presidente Barack Obama que emita una medida ejecutiva para suspender las deportaciones; mientras que un tercer grupo de activistas permanecía por tercer día consecutivo en las inmediaciones de la Casa Blanca con el mismo objetivo.

Marisa Franco, coordinadora de campañas de la Red Nacional de Jornaleros, anunció que tres familiares de deportados iniciarán el martes un ayuno por tiempo indefinido en las inmediaciones de la Casa Blanca, como parte de la campaña nacional #not1more, la cual busca un alto a las deportaciones de inmigrantes con delitos leves.

No obstante, la Casa Blanca ha manifestado que el Gobierno deporta a delincuentes y personas que representan un peligro para la comunidad, pero el diario New York Times reveló un análisis de información interna del Gobierno según el cual desde que Obama asumió el poder dos tercios de los casi dos millones de deportados son personas que han cometido infracciones menores, entre ellas transgresiones a las regulaciones de tráfico vehicular, como manejar bajo los efectos del alcohol, o que no tenían ningún antecedente delictivo.

El 20 por ciento de los casos, cerca de 394 mil son de personas que cometieron delitos graves, entre ellos algunos relacionados con drogas, de acuerdo con los documentos gubernamentales sobre más de 3,2 millones de deportaciones en 10 años, que el diario obtuvo bajo la Ley de Libertad de Información.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.