• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El líder opositor Vitali Klischkó, recomendó al Ejecutivo evaluar la propuesta o acelerar las elecciones presidenciales y parlamentarias (Foto:BBC.es)

    El líder opositor Vitali Klischkó, recomendó al Ejecutivo evaluar la propuesta o acelerar las elecciones presidenciales y parlamentarias (Foto:BBC.es)

Publicado 4 febrero 2014

El líder opositor ucraniano Vitali Klischkó, alertó este martes al presidente Víktor Yanukóvich sobre el riesgo de que la tensa situación del país se agrave a causa de la demora para aprobar la reforma de Constitución.

El dirigente del partido opositor Udar (Golpe), dijo que la reforma es la única vía para "rebajar la temperatura de la sociedad", dijo Klischkó en Kiev (capital).

"Sin embargo, el Presidente se opone y de esta manera agudiza aún más la situación", afirmó Klischkó tras acusar al presidente de "incitar con su actitud a la radicalización de la gente y a la imposición de sanciones por parte de los países democráticos, de las que se habla desde hace tiempo".

por su parte, Oleg Tjagnibok aseguró que no ve futuro a las negociaciones con el gobierno, por lo que coincide con la tesis de Klischkó. "No sé qué acuerdo se puede lograr si el presidente ha dejado en claro que no está dispuesto a permitir enmiendas a la Constitución", declaró el líder del partido populistas de derechas Svoboda (Libertad).

Desde la intensificación de las protestas, la oposición ucraniana había exigido una reforma constitucional para recortar el poder del presidente, pese a las trabas que tienen en el Parlamento para reunir los votos.

"Pongamos fin a la dictadura y regresemos a la Constitución, para que los diputados tomen las decisiones en vez de que simplemente pulsen un botón", exhortó Klitschkó en el Parlamento.

La reforma del máximo reglamento jurídico del país puede tener lugar con los votos de los miembros del partido Patria, dirigido por Oleksandr Turjinov, que tiene el mayor grupo de diputados de la oposición, pero informó que su facción ha presentado un proyecto de ley para enmendar la Constitución.

No obstante, la oposición no tiene un juego fácil, pues el Partido de las Regiones, del presidente Yanukóvich, y el Partido Comunista ocupan juntos 237 de los 447 escaños parlamentarios.

"Desde el punto de vista legal, esta propuesta es inútil", dijo el vicejefe de la administración presidencial, Andrei Portnov.

La Constitución de Ucrania fue enmendada en 2004 tras la lucha de los partidos de la Revolución Naranja, limitando el poder presidencial a favor de las competencias del primer ministro y el Parlamento. Los cambios en el texto de la carta magna fueron revertidas en 2010 por el Tribunal Constitucional, una decisión que amplios sectores de la sociedad ucraniana atribuyen a las presiones de Yanukóvich.

Este país europeo atraviesa una crisis política que se agudizó recientemente, cuando manifestantes de la oposición ocuparon los edificios gubernamentales, en rechazo a la negativa del Gobierno de adherirse a la Unión Europea.

Al menos cuatro manifestantes murieron y cientos resultaron heridos en violentos enfrentamientos con la policía antidisturbios durante las pasadas semanas. Este lunes, Yanukovich acusó de extremistas a los manifestantes opositores y sugirió que debe ser denunciados y penalizados por la justicia.

La ola de violencia se ha intensificado debido a que el Ejecutivo y los líderes de oposición no han alcanzado un acuerdo ni han aceptado las propuestas de las partes. Ahora se espera que la situación continúe o que busque una salida a través de la reforma.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.