• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El gobernador de Texas es acusado por cortar el financiamiento a un programa estatal. (Foto: Archivo)

El gobernador de Texas es acusado por cortar el financiamiento a un programa estatal. (Foto: Archivo)

Publicado 16 agosto 2014

El gobernador del estado norteamericano de Texas, Rick Perry, fue acusado de abusar de su poder al cortar el financiamiento de un programa estatal luego que le pidiera la renuncia a la fiscal encargada de dicho programa.

Este viernes fue acusado formalmente, por un jurado, el gobernador del estado norteamericano de Texas (sur), Rick Perry, de abuso de poder al vetar la financiación estatal, así como de presionar a un servidor público para que renunciara a su cargo.

Perry fue acusado por presunto abuso de poder al vetar la financiación estatal para un grupo de control gubernamental encargado de investigar la corrupción y los escándalos policiales. También fue acusado de coerción de un servidor público, lo que se castiga con hasta 10 años de cárcel.

El jurado investigador del Condado de Travis, encabezado por el fiscal Mike McCrum, acusó al gobernador luego que este retuviera fondos para la Unidad de Integridad Pública, el grupo que lucha contra la corrupción, cargo que conlleva penas de entre cinco y 99 años de prisión.

McCrum dijo que se tomó en cuenta el efecto que tendría la acusación en las obligaciones de Perry como gobernador y en una posible campaña para un cargo más alto, pero que "cuando se trata de la ley: la ley es la ley", indicó.

Durante meses, los miembros del jurado investigador analizaron si Perry violó la ley el año pasado cuando dijo que cesaría la financiación de la división de corrupción pública de la Fiscalía en caso de que la fiscal de distrito Rosemary Lehmberg no renunciara.

Perry pedía la renuncia de Lehmberg después de que la fiscal fuera arrestada por conducir en estado de ebriedad. Se informa que el gobernador cumplió con su amenaza luego de que la fiscal optara por permanecer en el cargo.

Rick Perry es el primer gobernador de Texas acusado formalmente de un delito en casi un siglo desde 1917 cuando es acusado James E. Ferguson por malversación de fondos y otros cargos, lo que forzó su dimisión antes de que se anunciara una sentencia en su contra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.