• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Navi Pillay, alta comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, afirmó el año pasado que la mayoría de los prisioneros de Guantánamo tienen más de una década allí, sin haber sidos juzgados o sin cargos claros en su contra (Foto:Archivo)

    Navi Pillay, alta comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, afirmó el año pasado que la mayoría de los prisioneros de Guantánamo tienen más de una década allí, sin haber sidos juzgados o sin cargos claros en su contra (Foto:Archivo)

Publicado 20 abril 2014

El activista antiguerra Daniel Stephen Summers, en declaraciones a la cadena iraní PressTV, calificó como “estrategia bien organizada” los recientes conflictos entre el Senado de los Estados Unidos y la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), sobre los métodos de tortura que ha empleado la citada agencia de espionaje en sus centros de detención.

Según un informe secreto elaborado por el Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia, la CIA engañó durante años al Gobierno y a la nación estadounidense acerca de distintos aspectos de su brutal programa de tortura, añadió Stephen, miembro de la organización nacional antiguerra de los veteranos de Vietnam (VVAW), que lucha por la paz y justicia.

De su parte, James Elmer Mitchell, uno de los estrategas del programa de tortura de la CIA, calificó el pasado viernes de “exitoso” el programa, a la vez que puso en entredicho el informe realizado por el Comité sobre las torturas en Guantánamo, el cual tomó cuatro años y costó unos 40 millones de dólares.

El informe, de 6 mil 300 páginas, detalla que los métodos de tortura como la alimentación forzosa nasal, el submarino mojado (consiste en arrojar agua sobre una toalla que cubre la cara, causando al individuo la sensación de ahogamiento), la privación del sueño durante varios días, el encerramiento de los presos en una caja para después golpearla contra la pared, destacan entre los métodos de torturas aplicadas por la CIA durante la administración del expresidente de EE.UU. George W. Bush. Estos métodos persisten en la actual administración de Barack Obama.

La cárcel de Guantánamo (campo de concentración para activistas de derechos humanos) está situada a 920 kilómetros al sureste de la Habana. Se estableció en 2002 luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001 por orden del expresidente Bush, con el fin de encarcelar e interrogar a los sospechosos de estar vinculados con las actividades terroristas de Al-Qaeda, en la llamada “guerra contra el terrorismo”.

La administración de Obama no ha cumplido con el cierre de la cárcel de Guantánamo, a pesar de las innumerables promesas. La Organización de Naciones Unidas (ONU), forma parte de los que reclaman el cierre de la misma. En Irak y Afganistán, así como en otras partes del mundo también operan cárceles estadounidenses que se utilizan para la tortura, según informes de organismos de Derechos Humanos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.