• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 25 septiembre 2014

La ONU fue el escenario para que los países africanos alzaran su voz en esta segunda jornada y pidieran mayor respaldo en cuanto a la lucha contra el ébola. Además, exhortaron a las otras naciones a no ser tropiezo a la ampliación económica de ese continente.

En la segunda jornada de la 69° Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), la participación de los países africanos fue crucial para reclamar al mundo aportes para luchar contra el ébola. Países latinoamericanos también se comprometieron a respaldar la lucha contra ese virus letal.

Las naciones reiteraron su rechazo a los ataques aéreos de EE.UU. contra Siria para combatir al autodenominado grupo Estado Islámico (EI) sin la aprobación del Gobierno de ese país, lo que constituye una violación a la soberanía. Demandaron unión y el apoyo para promover el desarrollo de África, así como atacar al terrorismo a escala global, a fin de lograr la paz y bienestar de los pueblos.

Sobresalió además, el repudio y la exigencia del levante a Cuba en el seno de la comunidad internacional, aún cuando la isla caribeña se centró en reclamar respaldo financiero para luchar contra las epidemias que hoy azotan a naciones de África central y occidental.

Te mostramos los temas más destacados de esta jornada:

Mundo contra el ébola

Países africanos hicieron un llamado a todos los países a unirse para combatir el ébola. Destaca el presidente de la República Democrática del Congo (África Central), Denis Sassou-Nguesso,que anunció el establecimiento de centros publidisciplinares para formar personal sanitario con el objetivo de que esté en condiciones de responder a las necesidades de países africanos que se ven afectados por las epidemias.

Instó al mundo a apoyar a África en la lucha contra el ébola que ha causado más de 2 mil muertes, entre ellas 40 en el país que Sassou-Nguesso representa.

El Primer Ministro de Antigua y Barbuda (situada al este del mar Caribe), Gaston Browne, en su discurso ante la ONU señaló los desafíos de las naciones para combatir el ébola e instó a la búsqueda de acciones que promuevan la paz.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, llamó a la comunidad internacional a sumarse a la lucha contra el ébola en África. "Reitero nuestra convicción de que con una respuesta colectiva, con contribuciones de todos los países, muy particularmente de aquellos que cuentan con recursos, seamos capaces de enfrentar con éxito este grave desafío".

El jefe de Estado de Panamá, Juan Carlos Varela, reconoció en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) los esfuerzos de naciones latinoamericanas para combatir el virus del ébola. "En el mundo hay esperanzas para combatir el virus del ébola”.

Cese de injerencia en Medio Oriente

El presidente iraní, Hassan Rohani, destacó las agresiones y la injerencia de la que han sido víctimas en las últimas décadas algunos países de Medio Oriente, entre ellos Irán, que ha sido sancionado por su programa pacífico de generación de energía. “La agresión militar contra Afganistán e Irak y la indebida injerencia en los acontecimientos en Siria son ejemplos patentes de este equivocado enfoque estratégico”, apuntó.

También el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, extendió su solidaridad a los pueblos que sufren la guerra en el mundo. “Ante la impotencia hay que decirlo, no somos ajenos a países como Libia, Siria, Ucrania”.

Críticas a la ONU

Durante esta jornada se criticó la inactividad de organismos internacionales respecto a las economías de los pueblos menos favorecidos. Los mandatarios instaron a la comunidad internacional a sumar mayores esfuerzos para reforzar el desarrollo económico de los pueblos africanos.

El presidente de la República Democrática del Congo, Denis Sassou-Nguesso, fue uno de los primeros en alzar su voz contra las injusticias que aún siguen enfrentando los africanos a causa de las desigualdades sociales que acechan al mundo entero. 

Aprovechó la oportunidad para solicitar mayor participación de África en la ONU. “No es normal que África no cuente con un escaño permanente en la organización que se encarga de velar por la seguridad internacional, su inclusión es una cuestión de justicia social”, expresó el dignatario. 

Por su parte, el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, condenó las acciones capitalistas que promueve Estados Unidos contra los países más pobres del mundo. 

Calificó de negativo que África siga siendo víctima la extorsión de las grandes económicas. “Estados Unidos viola los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas al imponer esa terribles sanciones contra  Zimbabue”, dijo el jefe de Estado al referirse a las injusticias que siguen viviendo los africanos. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.