• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Gobierno estadounidense viola reiteradamente la privacidad de sus ciudadanos. (Foto:EFE)

El Gobierno estadounidense viola reiteradamente la privacidad de sus ciudadanos. (Foto:EFE) | Foto: EFE

Publicado 16 noviembre 2014





Recientemente han aumentado en EE.UU. la cantidad de trabajos encubiertos, lo que genera preocupación acerca del abuso de libertades civiles. Los agentes se infiltran en manifestaciones estudiantiles y políticas.

Cientos de agentes encubiertos de al menos 40 agencias federales de Estados Unidos se hacen pasar por estudiantes, negociantes, beneficiarios de asistencia social, manifestantes políticos e incluso médicos o ministros para protagonizar operaciones encubiertas, según documentos que tiene a su disposición el diario estadounidense The New York Times.

El diario local reveló que grupos pequeños de agentes encubiertos se visten de estudiantes para unirse a los manifestantes que se reúnen frente al edificio de la Corte Suprema de Estados Unidos con el fin de detectar “actividades sospechosas”.

También en el Departamento de Agricultura más de 100 agentes encubiertos fingen ser beneficiarios de cupones de alimentos para localizar a vendedores fraudulentos.

Hasta hace poco las operaciones encubiertas solo eran realizadas por el FBI, pero en la actualidad son una práctica que está muy extendida dentro de las agencias federales de Estados Unidos, según el New York Times.

El diario resaltó que la gran magnitud de operaciones encubiertas que llevan a cabo las agencias federales estadounidenses plantean cierta preocupación acerca del abuso de libertades civiles y captura de objetivos involuntarios. 

Oficiales estadounideses sostienen que las operaciones encubiertas les ayuda a recaudar evidencias y aumentar el número de infracciones detectadas, algo que sería imposible con los métodos convencionales. "Ejecutado de modo correcto, el trabajo encubierto puede ser muy eficaz, pero comporta serios riesgos y debe llevarse a cabo sólo después de un adecuado entrenamiento y bajo la debida supervisión", dijo Michael German, exagente del FBI.

Entre 2009 y 2011 las autoridades de Estados Unidos llevaron a cabo una operación encubierta contra el narcotráfico llamada "Fast and Furious" (Rápido y Furioso), cuyo único resultado fue haber dejado en manos de criminales mexicanos armas estadounidenses.

Lea también:

51% de los estadounidenses desaprueba el Gobierno de Obama

EE.UU. reconoce participación en golpe de Honduras 

EE.UU. reconoce nuevamente que aplica torturas en sus cárceles

Tags

EE.UU.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.