• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Bomberos intentan salvar un caballo atrapado en el lodo tras la rotura de dos barreras en un gran depósito de residuos de un complejo minero.

Bomberos intentan salvar un caballo atrapado en el lodo tras la rotura de dos barreras en un gran depósito de residuos de un complejo minero. | Foto: EFE

Publicado 7 noviembre 2015

El agua de una presa de desechos tóxicos en Brasil arrasó todo a su paso provocando deslizamientos de tierra.

El cadáver de un hombre fue hallado este sábado en Brasil a unos 100 kilómetros río abajo del lugar donde el pasado jueves se originó una avalancha de lodo por un accidente minero que dejó al menos 28 desaparecidos, informaron fuentes oficiales.

 

 


La riada fue ocasionada por la ruptura de los diques de contención de dos depósitos que contenían 62 millones de metros cúbicos de agua y residuos minerales.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, pidió el viernes una investigación rigurosa de las causas del accidente.

Samarco, corporación responsable del embalse, se puso en contacto con las autoridades del distrito Mariana para que se proceda a evacuar a los residentes. La empresa publicó en su página web un comunicado confirmando la ruptura de una de sus presas de relaves, residuos tóxicos procedentes de los labores de minería.

 

 

El cuerpo de bomberos y el Gobierno del estado de Minas Gerais informaron que el cadáver fue hallado en un puente de una hidroeléctrica en el municipio de Río Doce, en el cauce del río homónimo, a un centenar de kilómetros de la ciudad de Mariana, donde se encuentra la mina de la empresa Samarco.

El cuerpo aún no ha sido identificado. La primera víctima mortal fue identificada como Claudio Fiúza, de 40 años, un trabajador de la mina de hierro que sufrió un ataque cardiaco cuando presenció la ruptura de los diques.

En los operativos de búsqueda participan unos 200 efectivos de los bomberos, la policía, la Defensa Civil y el Ejército.

El gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel, calificó la riada como "el mayor desastre ambiental" del estado, aunque la empresa minera aseguró que los residuos no son tóxicos y negó que hayan producido un impacto en el medioambiente.

 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.