• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la ciudad de Xochimilco ambos líderes de la Revolución consolidaron una alianza, mientras que en el Palacio Nacional dejaron claro que no tomarían el poder.

En la ciudad de Xochimilco ambos líderes de la Revolución consolidaron una alianza, mientras que en el Palacio Nacional dejaron claro que no tomarían el poder. | Foto: Archivo

Publicado 6 diciembre 2016

Uno de los momentos históricos más épicos de la historia mexicana fue la llegada de los máximos líderes de la Revolución Mexicana Pancho Villa y Emiliano Zapata a la capital mexicana.

El 6 de diciembre del año 1914, Emiliano Zapata y José Doroteo Arango (Pancho Villa), hacían su entrada triunfal en la Ciudad de México, lo cual constituía un momento simbólico, de victoria y conquista revolucionaria alcanzada por el movimiento campesino independiente durante la Revolución Mexicana (1910-1917).

Para ese momento, la lucha armada iniciada en 1910 se encontraba en un momento crucial.

La División del Norte, la cual estaba a cargo de Villa y el Ejército Libertador del Sur, por Zapata,dos días antes había firmado el Pacto de Xochimilco, con el cual se consolidaba la alianza entre ambas tropas para promover y hacer cumplir reformas agrarias y de esta forma llevar a un civil a la presidencia de la República..

Alianza entre los líderes


Meses antes, "Pancho" Villa, y Emiliano Zapata, llegaron a los alrededores de la Ciudad de México, no para luchar, sino a conferenciar.

Luego de la Convención Nacional Revolucionaria de Aguascalientes, la reunión de los líderes de la revolución era esencial para reinvindicar que ambos luchaban con el objetivo de mejorar las condiciones de vida en la que vivía el pueblo mexicano y no pretendían llegar a la presidencia de la República.  

El 24 de noviembre quien estuvo encargado del Poder Ejecutivo, Venustiano Carranza había salido del Valle de México al frente del Ejército Constitucionalista tras ser destituido del cargo por la Convención Nacional Revolucionaria.

Carranza no aceptó el mandato de la Convención y prefirió salir de la Ciudad de México antes que enfrentarse al poderío militar de los ejércitos de Zapata y Villa.

Francisco Villa, Eulalio Gutiérrez y Emiliano Zapata luego de tomar la Ciudad de México.

La División del Norte liderizada por Villa se movilizó hacia el centro del país para respaldar la llegada al Valle de México del presidente nombrado por la Convención, Eulalio Gutiérrez.

Tras el pacto de Xochimilco en la que los lideres establecieron una alianza formal, se logró la toma de la ciudad de México por parte de los revolucionarios. 

El 5 de diciembre, tantos los ejércitos como Villa y Zapata organizaron el ingreso a la ciudad de México.  

Entrada triunfal 


Historiadores afirman que ese 6 de diciembre de 1914 unos 50 mil hombres desfilaron por la capital, para concentrarse en Chapultepec. A las 11:00 horas, empezaron a movilizarse por Paseo de la Reforma.

>> A 105 años del inicio de la Revolución Mexicana

Zapata,cabalgaba con un traje de charro con chaqueta amarilla adornada con un águila bordada en oro en la espalda y sombrero también bordado en oro mientras que Villa vestía con su traje militar azul marino y gorra con un águila bordada.

En el Palacio Nacional los recibió el presidente Eulalio Gutiérrez. En el lugar se encontraban también los embajadores de Guatemala, Brasil, Francia, Suecia, Alemania, China, Japón, España, Chile, Honduras, Cuba, Inglaterra, de los Países Bajos y de Nicaragua.

Durante el banquete dirigido por el intendente de Palacio, el General Guillermo García. se registró uno de los hechos más icónicos de la historia del país.

Villa y Zapata, los dos jefes revolucionarios, se dirigieron al Salón Presidencial donde se encontraba la Silla Presidencial y Villa se sienta en la silla presidencial con Emiliano Zapata a su lado.

>>¿Quién era Emiliano Zapata?

Tras este hecho histórico de gran relevancia durante la Revolución Mexicana, Los ejércitos de Villa y Zapata se enfrentaron a Carranza entre los años 1915 y 1916.

En 1917, Venustiano Carranza fue electo presidente constitucional y promulgó la Carta Magna, la cual establecía el reparto agrario, esto provocó que el proyecto zapatista perdiera fuerza.  

El 10 de abril de 1919, Zapata tras una orden autorizada por Carranza fue asesinado. Mientras que Villa al caer en una emboscada el 20 de julio de 1923, también fue asesinado.

A 102 años de este hecho, el pueblo mexicano aún mantiene los ideales de justicia e igualdad, aunque ve traicionada  los principios de la revolución constantemente, al sufrir las consecuencias del mal gobierno, ya que considera que las reformas llevadas a cabo por el gobierno no han permitido mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.