• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Según la presidenta de facto la destitución de Navajas “pretende evitar cualquier interferencia en el trabajo de la justicia".

Según la presidenta de facto la destitución de Navajas “pretende evitar cualquier interferencia en el trabajo de la justicia". | Foto: EFE

Publicado 20 mayo 2020



Blogs



El caso contra el extitular de Salud comenzó luego de que Bolivia adquiriera a sobreprecio dispositivos poco adecuados para su empleo en unidades de terapia intensiva.

La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, separó de sus funciones al ministro de Salud, Marcelo Navajas, tras iniciar una investigación  por corrupción ante una reciente compra de respiradores para la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus.

LEA TAMBIÉN:

Bolivia: señalan alta corrupción dentro del Gobierno de facto

Según un comunicado del Gobierno de facto, la destitución de Navajas, “pretende evitar cualquier interferencia en el trabajo de la justicia o el entorpecimiento de las pesquisas". Mientras, agrega que esta decisión alcanza “a todos los servidores públicos que en este momento están siendo investigados".

De acuerdo con medios locales, el caso contra el extitular de Salud comenzó luego de que Bolivia adquiriera a sobreprecio dispositivos poco adecuados para su empleo en unidades de terapia intensiva, donde se atienden pacientes positivos a la Covid-19.

 

En un mensaje en su cuenta de la red social Twitter, Áñez pidió cárcel y ordenó que todo el peso de la ley contra quienes se hubieran llevado un solo peso. “Cada centavo de corrupción debe ser devuelto al Estado, escribió.

Por su parte, el exmandatario boliviano, Evo Morales, aseguró que en este caso existe “una decisión política” al involucrar a comités de asesores y al "embajador científico", quienes recomendaron la compra y, finalmente, “a autoridades que han avalado y firmado, no a chivos expiatorios”.

Al respecto, la senadora del Movimiento al Socialismo (MAS), Diana Salvatierra, aseguró que, desde el 11 de mayo, la canciller boliviana Karen Longaric tenía conocimiento de la existencia de otra oferta de respiradores a mitad de precio.

“Resulta que mientras la gente se queda en casa y los trabajadores de salud día a día exponen su vida, hay servidores públicos que utilizan la crisis sanitaria para dañar económicamente al Estado y ponen en riesgo la salud de todos los bolivianos. Creemos que es importante ratificar la denuncia que se ha presentado”, resaltó Salvatierra.

Mientras, el diputado Hugo Sandóval, del partido Unidad Demócrata, el mismo de Jeanine Áñez, se mostró preocupado por el descontrol y desconocimiento de la presidenta de facto, al enterarse por Internet de este caso de corrupción.

“Todo el fin de semana nos han dicho que los respiradores servían, funcionaban, y en media hora, porque las redes lo dicen, la presidenta se da cuenta que no, que no funcionaban, que era un acto de corrupción”, advirtió Sandóval.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.