• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Más de 20 menores de edad fueron detenidos e interrogados por militares israelíes en junio pasado.

Más de 20 menores de edad fueron detenidos e interrogados por militares israelíes en junio pasado. | Foto: Centro de Información Wadi Hilweh

Publicado 3 septiembre 2015

Una ONG denunció que estos menores son retenidos y solo los ponen en libertad si acceden a permanecer dentro de sus hogares hasta que se celebre un juicio. 

Una organización no gubernamental denunció que decenas de niños palestinos permanecen retenidos entre los muros de sus hogares en Jerusalén, por parte de las autoridades israelíes, sin haber sido juzgados. 

De acuerdo con la ONG Defence for Children International Palestine (DCIP), el empleo de esta medida de arresto domiciliario no está vinculado con el cumplimiento de una condena, pues los niños no tienen oficialmente cargos por ningún delito.

Vea además→ Israel: Impunidad en asesinato de niños palestinos

Olivia Watson, responsable de incidencia política de la DCIP, explicó que estos menores son retenidos y solo los ponen en libertad si acceden a permanecer en arresto domiciliario hasta que se celebre un juicio. 

Si bien para muchos la medida dura varias semanas, hay también adolescentes que pasan meses sin poder salir de sus casas, ni siquiera para ir al colegio. Esta praxis "tiene serias consecuencias para su educación y su salud mental", denunció la organización. 

Lea también→ Tres niños palestinos son arrestados por guardia israelí

Esta medida causa "estrés" y "tensión" en las familias porque los padres se convierten en guardianes de los hijos, que dejan el colegio y sus rutinas y ven "limitado su movimiento y socialización por periodos de tiempo en ocasiones prolongados lo que, a largo plazo, puede tener efectos psicológicos perniciosos", manifestó Watson a la agencia EFE.

La mayoría de los niños que se encuentran en esa situación, de cuyo número no existen estadísticas confiables, están acusados de "tirar piedras", acto que es contemplado dentro de las "ofensas a la seguridad" y por el cual, según la ley israelí, pueden se condenados hasta con 20 años de privación de libertad.

Bashar Jamal, también de DCIP, explicó que "sobre los menores de Jerusalén Este se aplica la ley juvenil israelí, que ofrece salvaguardas legales para los niños" pero, en el caso de los palestinos, "la Policía aplica excepciones que restringen sus derechos".

De acuerdo con la ley israelí para menores establece, entre otros aspectos, que la detención debe ser el último recurso, el interrogatorio debe ser notificado con antelación y debe celebrarse en presencia de un representante legal o un familiar adulto.

Sin embargo, en las denominadas "ofensas de seguridad", en las que se enmarca el lanzamiento de piedras, la ley permite incumplir estas condiciones.

En contexto: 
En el verano de 2014, los 50 días de la intensa ofensiva de Israel provocaron la muerte de 540 niños palestinos, dejaron otros 3000 heridos, 1500 huérfanos y unos 54 mil sin hogar. 
Según datos de la Unicef, en total, un millón de niños se vieron afectados por un conflicto que destrozó también las infraestructuras(redes de agua y electricidad, hospitales, colegios, fábricas) de Gaza.
Más de un año después de esos hechos, las secuelas de la ola de violencia y destrucción sin precedentes en la historia de Gaza todavía están presentes. 
A esa difícil situación se une el hecho de que las autoridades israelíes tienen encarcelados a más de 180 menores palestinos, algunos de ellos en prisiones fuera de los territorios ocupados para mantenerlos alejados de sus familiares.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.