Obama frente a una América Latina más fortalecida | Análisis | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pese a los embates de la hegemonía estadounidense, América Latina fortalece sus valores de integración. (Foto: Cuba Ahora)

Pese a los embates de la hegemonía estadounidense, América Latina fortalece sus valores de integración. (Foto: Cuba Ahora)

Publicado 19 enero 2015

El tercer año del segundo período de Gobierno del mandatario estadounidense Barack Obama, inicia con un contexto suramericano más independiente y fortalecido.

La causa reivindicativa de los pueblos de América Latina y el Caribe, una vez más da muestra del ascenso en la conciencia de integración, puramente descrita en la lucha por la soberanía regional.

Si bien es cierto los Gobiernos constitucionales insisten en que más allá del voto, se requiere que los pueblos internalicen la geopolítica: una ciencia para entender los sucesos políticos que desemboca en la capacidad táctica y estratégica de defensa territorial.

Los territorios que abarcan la tierra, el agua y el espacio aéreo, fuente de producción para el desarrollo de América Latina y el Caribe han sido objeto de constantes arremetidas hegemónicas que buscan vulnerar las economías de las naciones para desencadenar nuevas dependencias en los países del norte e impedir que gobiernen bajo sus propias formas de expresión política y cultural.

Cuba invita a agudizar la mirada política para repasar los combates injerencistas por los que ha tenido que pelear para mantener intacta su identidad antillana, que ha implicado la lucha independentista frente a un bloqueo económico y financiero por parte de Estados Unidos (EE.UU.)

A partir de ese contexto se puede comprender un quinquenio de nuevos vientos soberanos sobre los pueblos del sur que dan cuenta del despertar republicano.

El escenario político en el que el presidente de EE.UU. Barack Obama inició el tercer año de su segundo período de Gobierno, constituye esa mirada frente a América Latina, que revela cómo nuevas instancias de integración suramericana: Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercado Común del Sur (Mercosur) son los nuevos espacios contrahegemónicos para derrumbar los intereses de dominación imperial.

Otra muestra de ello es el reciente restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU. luego de que el presidente Barack Obama liberara a los tres héroes cubanos antiterroristas. El analista mexicano Alfredo Jalife el pasado mes de diciembre en una entrevista para teleSUR, analizó la nueva etapa que se cierne sobre Cuba y EE.UU., el cual advirtió que aunque Cuba es una isla pequeña de 100? REVISAR mil kilómetros cuadrados, que integra a 11 millones de habitantes “es un gigante geopolítico, que entiende perfectamente las coordenadas y geoestrategias de hoy en día que están en juego en este deshielo que había tardado”.

Alfredo Jalife explicó que el voto de los latinos “y sobre todo el voto cubano” en las próximas elecciones de EE.UU. va a pesar mucho. Afirmó que EE.UU. “no pudo derribar el régimen de Fidel Castro porque Fidel Castro y Raúl Castro pudieron resistir la coyuntura internacional”, al tiempo que vislumbró un espacio más fácil para Cuba en torno a sus relaciones con China, Brasil y el ALBA.

Desestimó las tretas políticas del Gobierno de Obama luego de que tumbara las versiones del Secretario de Estado de EE.UU. John Kerry que afirmó no querer que Cuba siga aislada de la comunidad internacional. Hecho que provocó que Jalife manifestara que Cuba “mantiene relaciones con China que tiene unos mil 300 millones de habitantes, con India que tiene mil 200 millones de habitantes, tiene relaciones con todo el bloque islámico que son mil 500 millones de habitantes” lo que representa el 60 por ciento de la comunidad internacional y más de 100 países del Movimiento de los Países No Alineados que tiene relaciones con Cuba.

Ante ese contexto Jalife concluyó que “EE.UU. se estaba aislando en el problema de Cuba frente al mundo (…) y lo reconoce John Kerry cuando reconocieron que no habían podido aislar a Cuba”.

Cooperación bilateral

En la víspera de la tercera Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac),  el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño  recalcó la necesidad de que los 33 países de América Latina y el Caribe que conforman la Celac “nos acerquemos” aún más para alcanzar altos niveles de crecimiento económico en toda la región como en “China que el año pasado creció un siete por ciento”.

Subrayó el avance de Brasil al declarar “hambre cero” o el caso de Cuba y Venezuela con grandes logros con la Misión Milagro para devolverle la vista a la gente, Ecuador con el mejoramiento de atención a personas con discapacidad; son muestra de programas sociales exitosos que “debemos evaluar” para intercambiar la fórmula que es de “tremenda utilidad” para el desarrollo humano.

Por su parte el ministro ecuatoriano expresó que el reciente primer foro ministerial entre China y la CELAC celebrado en Beijing fue “excelente” y sirvió de punto de partida para consolidar la integración geopolítica.

Se vuelven cada vez más vigentes las aseveraciones del embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Roy Chaderton, cuando en diciembre de 2011 en la instalación de la Celac expresó que “la OEA es incurable porque sufre de metástasis imperial”, al tiempo que la relacionó con "una señora más que sexagenaria, de mala reputación (...) y fundamentalmente infiel, salvo en su fidelidad al imperio, en la cual ha sido muy consecuente”.

En constraste aseguró que la CELAC, es como “un bebé que acaba de nacer fuerte y vigoroso, bien alimentado, con una familia muy numerosa”. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.