• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los terroristas en Guta Oriental no dejan que los civiles salgan de las zonas bajo su control, impidiendo el funcionamiento del corredor humanitario
    En Profundidad

    Los terroristas en Guta Oriental no dejan que los civiles salgan de las zonas bajo su control, impidiendo el funcionamiento del corredor humanitario

Guta Oriental es un suburbio de Damasco (capital de Siria) donde todavía operan los terroristas, quienes utilizan a los civiles como escudos humanos, sin que haya una reacción internacional.

La situación en Guta Oriental ha empeorado en los últimos dos meses después de que los rebeldes, incluidas facciones vinculadas al grupo terrorista Al-Qaeda, lanzaran una ofensiva a gran escala contra una base militar estratégica del Ejército sirio en la localidad de Harasta.

Desde el estallido del conflicto sirio en 2011, han sido numerosos los ataques artilleros y con mortero de los terroristas contra la ciudad capitalina.

En Guta Oriental hay una situación humanitaria y socioeconómica crítica porque los terroristas no dejan a los civiles salir de los territorios bajo su control, impidiendo el funcionamiento del corredor humanitario.   

Cerca de 10.000 hombres armados y extremistas se encuentran en dicha zona, en la que viven al menos 430.000 civiles, haciendo que sea sumamente difícil llevar a cabo operaciones en ella. Foto: Hispantv

Aunque algunos medios y gobiernos promueven una campaña para responsabilizar a Rusia y al Gobierno sirio de las condiciones humanitarias de la zona, sus acusaciones se basan en reportes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG abiertamente opositora a Bashar al Assad, cuya sede se encuentra en Londres, y a los Cascos Blancos, que han sido acusados de fabricar pruebas.

El gobierno y el pueblo sirio denuncian un doble rasero internacional respecto a esta crisis, lo cual se evidencia en la información difundida por los medios occidentales respecto a los ataques terroristas con mortero en Guta Oriental. 

Teherán y Damasco enviarán ayuda humanitaria para aliviar la tensión tras los bombardeos en los que han fallecido más de 250 civiles, pero los gobiernos de Suecia y Kuwait han solicitado en ONU un cese el fuego, medida que el gobierno de Assad advierte no realizar, ya que estas organizaciones terroristas aprovechan este periodo para reorganizarse y controlar los convoyes de ayuda humanitaria.

El representante de Siria ante la ONU, Bashar al-Yafari, criticó a la ONU por hacer la vista gorda ante los salvajes ataques de la coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), liderada por Estados Unidos, contra el Ejército sirio, así como las continuas agresiones del régimen de Israel contra su territorio “en pleno apoyo a los grupos terroristas”.

Durante su intervención ofrecida este jueves en una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas señaló que la coalición liderada por Estados Unidos ha pasado de la guerra de poder contra Siria a la agresión directa contra ella para hacer lo que los terroristas no lograron.

Al-Yafari denunció que los terroristas utilizan a civiles como escudos humanos y han transformado las escuelas en bases militares, así como ataques diarios contra Damasco que han provocado la muerte de decenas personas, incluso niños.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.