• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El accidente liberó aproximadamente 500 veces más material radiactivo que la bomba atómica de Hiroshima.

El accidente liberó aproximadamente 500 veces más material radiactivo que la bomba atómica de Hiroshima. | Foto: EFE

Publicado 26 abril 2017

La ciudad ucraniana Chernóbil se encuentra totalmente desolada y en la actualidad miles de personas padecen los estragos de la contaminación.

Este 26 de abril se cumplen 31 años luego de que el reactor número 4 de la planta nuclear de Chernóbil, situado a 120 kilómetros de la capital de Ucrania, Kiev, hizo explosión y arrojó a la atmósfera 50 millones de curios de radiación, lo que  equivale a 500 bombas de Hiroshima, y se convirtió en una de las tragedias humanas y ecológicas más graves de la historia.

Es el único accidente que ha alcanzado la categoría 7, la más alta en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (INES, por su sigla en inglés).

Miles de personas se vieron afectadas por la contaminación radioactiva. Enfermedades como cáncer, malformaciones en fetos, tumores, entre otras complicaciones fueron algunas de las consecuencias del desastre.

Chernobyl en la actualidad

Los efectos económicos y sociales de la catástrofe aún afectan a Ucrania. En el país no menos de 55.000 kilómetros cuadrados están contaminados, es decir, un 4,8 por ciento de su territorio donde viven cerca de dos millones de personas. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el daño ocasionado a la economía del país en 31 años se ha estimado en una pérdida de 230.000 de millones de dólares. 

La ONU estima que en Bielorrusia, país también afectado por el accidente, aproximadamente 20 por ciento de la tierra cultivable y 23 por ciento de los bosques se encuentran contaminados. 

La ciudad de Chernóbil es hoy en día una zona de exclusión de 30 kilómetros de radio, cuyos niveles de radiación cercanos superan cientos de veces el máximo permitido en algunos puntos, variando de 20, 30 y hasta 300 μSv (Sievert, unidad que mide la radiación absorbida por la materia viva). Edificios, escuelas, plazas y parques se encuentran totalmente desolados.

En algunos sitios los niveles de radiación son normales. Se construyó en el año 2004 un nuevo sarcófago para recubrir el reactor siniestrado y evitar que se filtre más radiactividad. El anterior comenzó a deteriorarse con el paso de los años y por el efecto de la radiactividad. 

Los países desarrollados financian la construcción de un segundo sarcófago que debe estar listo para este año.

Las personas que trabajan en el nuevo sarcófago de la central únicamente pueden hacerlo en turnos de pocas horas..

La construcción del sarcófago, un gigantesco arco de metal de 29.000 toneladas,105 metros de altura y 260 metros de largo, comenzó en 2012 y está diseñado para durar 100 años, por lo que que debe servir para evitar la dispersión de la radiación que sigue emitiendo el reactor.

¿Cómo se produjo el accidente?

A las 01H23 hora local, los técnicos de la planta de Chernóbil iniciaron un simulacro, que consistía en reducir el nivel de energía eléctrica en el reactor número 4 para comprobar si en el supuesto de un corte eléctrico, la desaceleración de la turbina conseguiría aportar suficiente energía. El agua del circuito principal de refrigeración seguiría enfriando hasta que se pusiera en marcha el generador diesel de emergencia, pero esto causó un desastre debido a una serie de errores.

Una descoordinación entre el personal encargado de la prueba y el responsable de la seguridad del reactor causó que el mismo se sobrecalentara. Una ruptura de varías tuberías de Fuel (líquido constituido por una mezcla de hidrocarburos) provocó el aumento de la presión del reactor, lo que dio como resultado dos explosiones que volaron la tapa y causó la salida de nubes radioactivas que duraron 10 días.

El departamento especial contra incendios de la planta nuclear, en conjunto con los bomberos de la ciudad cercana de Chernóbil, se encargaron de apagar el fuego en las tres horas que siguieron a la explosión. Aún así, en el núcleo del reactor, el grafito seguía ardiendo.

Los bomberos que trabajaban en el accidente desconocían las causas del incendio, por lo que solo vertieron agua en las ruinas del reactor. Se agravó la situación y pequeñas explosiones ocurrieron al mismo tiempo que se producía una contaminación radioactiva aguda.

Para impedir que la radioactividad se propagara en el medio ambiente, se llenó el reactor con 5 mil toneladas de boro, dolomita, arena, arcilla y compuesto de plomo, lanzados desde un helicóptero que volaba sobre el reactor. Esos materiales liberados extinguieron el incendio del grafito y absorbieron los aerosoles radioactivos

Tras dos semanas, autoridades soviéticas decidieron conservar el bloque entero que había colapsado en la planta nuclear, en un sarcófago especial que estaba hecho de hormigón con su propio sistema de refrigeración.

La población de Chernóbil estuvo expuesta a una radioactividad 100 veces mayor que la produjo la bomba atómica en Hiroshima. 

Los territorios más afectados fueron Ucrania y Bielorrusia, que decidieron evacuar parte de sus países de forma permanente debido a la contaminación del medio ambiente. El norte de Europa también se vio afectado, pues el material radiactivo fue arrastrado por el viento.

Si bien tras el accidente se inició con una actividad internacional en el área de seguridad nuclear y en la planificación de emergencias nucleares, generó el peor desastre nuclear ocurrido en la historia de la humanidad. Según expertos, la contaminación en la zona durará al menos otros 500 años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.