• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Este año los ataques contra los refugiados en Alemania superan los mil casos.
    En Profundidad

    Este año los ataques contra los refugiados en Alemania superan los mil casos.

Solo en Alemania se registraron más de mil ataques contra centros de refugiados en 2015. Estas personas son víctimas de violencia desde el momento que pisan suelo europeo. 

La cifra de ataques contra centros que albergan refugiados en Europa se mantiene en ascenso. Solo durante 2015 las agresiones contra esos centros en Alemania superaron los mil casos, mientras que en 2014 fueron contabilizados 199 hechos violentos contra personas que huyen de sus países.

Los datos fueron revelados a finales de enero por el jefe de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA, por su sigla en alemán), Holger Münch, quien comentó que estos delitos son motivo de gran preocupación y que estas estadísticas solo se contabilizan en Alemania.

El panorama de este año no vislumbra un mejor escenario para los más de 1,1 millones de refugiados que lograron llegar a Alemania en 2015, país donde finaliza la ruta a la que se enfrentan los desplazados del Medio Oriente, especialmente de Siria, Libia, Yemen y Afganistán. 

De acuerdo al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) el 2015 cerró con una cifra récord de desplazamientos forzosos de 60 millones de refugiados, 500 mil más que los registrados en 2014.

Asimismo, señala que el número de refugiados superó los 20 millones tan solo en los primeros seis meses de ese año, cifra que no se registraba desde 1992. Las solicitudes de asilo (cercanas al millón) aumentaron 78 por ciento con respecto al mismo período de 2014. 

>> Más de 100 mil refugiados han llegado a Europa en 2016

2015: cronología de los ataques

29 de febrero

En el más reciente hecho de violencia, cometido por las propias autoridades policiales, resultaron heridos varios menores de edad cuando la policía de Macedonia lanzó gases lacrimógenos contra un grupo de 300 refugiados sirios e iraquíes. 

Los refugiados intentaban cruzar la valla fronteriza ubicada entre Grecia y Macedonia, concretamente en el puesto de Idomeni, cuando las fuerzas de seguridad atacaron sin medir las consecuencias. 

En Francia, autoridades del país desmantelaron el campo de refugiados más grande de la nación, pero no habilitaron espacios para acoger a las personas desalojadas.

 

28 de febrero

En Grecia, varias personas sin identificar prendieron fuego a dos almacenes que serían reutilizados para alojar a los refugiados en la ciudad norteña de Giannitsa. Este es el primer ataque con fuego registrado en ese país por motivos, presumiblemente, xenófobos. Los almacenes, antiguos recintos destinados a uso militar, quedaron prácticamente destruidos.

27 de febrero

Personas desconocidas dispararon contra un edificio que funcionará como centro de acogida para refugiados en la localidad de Gräfenhainichen (este de Alemania). No es la primera vez que el lugar es objetivo de ataques. En diciembre pasado, desconocidos ingresaron al lugar, abrieron varios grifos y dejaron correr el agua durante horas. El hecho dejó daños por un valor de  80 mil euros.

21 de febrero

Un incendio intencionado acabó con un edificio-albergue destinado a acoger a 300 refugiados para finales de marzo. El lugar era un antiguo hotel ubicado en la población de Bautzen del estado alemán Sajonia. Para ese momento, vecinos del lugar celebraron el hecho e, incluso, intentaron entorpecer el trabajo de los bomberos. Este estado encabeza los ataques xenófobos desde hace décadas.

Foto: EFE

18 de febrero

Una turba bloqueó el acceso de un autobús de refugiados a un hogar de asilo en Clausnitz en el este del país. Los vídeos de mujeres y niños llorando dentro del vehículo y las imágenes de un policía sacando por la fuerza a un niño aterrado se hicieron viral en las redes sociales.

30 de enero

En Suecia, cerca de un centenar de encapuchados sembraron pánico en la Estación Central de Estocolmo tras atacar a refugiados menores de edad. Aunque la policía no confirmó la agresión, medios locales recogieron testimonios de varios ataques, tanto de testigos como de víctimas. Los atacantes distribuían panfletos en los que se leía "Ya es suficiente", y amenazaban a "los niños norteafricanos que deambulan por nuestras calles" con recibir "el castigo que merecen".

29 de enero

Lanzaron una granada contra uno de los centros de acogidas, ubicado en la pequeña localidad de Villingen-Schwenningen (sur). El artefacto no explotó. Se trata de un albergue que acoge actualmente a 170 refugiados. La policía judicial señaló que era la primera vez que un "artefacto explosivo" se utilizaba en un ataque contra un centro de acogida.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.