• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los investigadores dicen que los recortes del gobierno son la causa de la fuga de cerebros. (Foto: AFP)

Los investigadores dicen que los recortes del gobierno son la causa de la fuga de cerebros. (Foto: AFP)

Publicado 19 febrero 2014



Toda revolución genera su propia contrarrevolución, esa es una verdad histórica de todos los movimientos socialistas de transformación.

El nuestro no es una excepción. La pérdida de posiciones de poder y privilegios ha resentido a la burguesía y el imperialismo. Para oponerse a los cambios radicales en el ejercicio del poder y, por lo tanto, en la distribución de la riqueza a favor del pueblo trabajador, activan estrategias para derrocar a las nuevas fuerzas políticas e intereses sociales imperantes.

Estas estrategias van desde la lucha electoral, pasando por la manipulación mediática, hasta llegar a la insurrección.

En ese sentido, el ataque fascista que se desarrolla actualmente a través de focos de violencia en contra de nuestra revolución tiene el propósito de desestabilizar la sociedad venezolana, todo ello estrechamente vinculado con la guerra económica. No pueden disimular el apoyo del imperialismo y las fuerzas más reaccionarias.

El objetivo consiste en provocar una escalada de violencia, impedir el desarrollo de la gestión del Gobierno revolucionario para debilitarlo y poder derrocarlo.

En cuanto a nosotros, no podemos subestimar la violencia fascista, no medirla por el número de sus actores ni por su impacto real. Es un poder de extraordinaria magnitud quien los promueve y, ante cualquier descuido, puede provocar una situación difícil de manejar.

Ante ello, la conducta exigida es serenidad y firmeza. La tarea fundamental de la revolución en los actuales momentos es su defensa sobre la base de la unidad y la ofensiva popular.

¡El fascismo no pasará!

Fuente: http://bit.ly/1fdfj2e


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.