• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En su visita previa a Rusia, el presidente Nicolás Maduro se reunió con miembros de la Duma (Foto: AVN)

En su visita previa a Rusia, el presidente Nicolás Maduro se reunió con miembros de la Duma (Foto: AVN)

Publicado 12 marzo 2014

El frío perfil profesional de los francotiradores de Ucrania explica por qué dispararon contra civiles inocentes y activistas de su propia causa, para inculpar al bando contrario. La escalofriante confesión grabada entre el canciller de Estonia, UrmasPaet, y la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, demuestra que los mercenarios son capaces de escalar los máximos peldaños de la violencia, incluso el de Colombia, donde los “falsos positivos” cegaron la vida de 2 mil inocentes, según la ONU.

La práctica es tan sangrienta como el terrorismo de Estado directo: en Argentina (Videla) 15 mil muertos; en Chile (Pinochet) 3 mil y en España (Franco) 80 mil, sin incluir 150 mil desaparecidos, 2 mil 500 fosas comunes por exhumar y al menos 30 mil bebés robados a sus madres, haciéndoles creer que fallecieron al nacer. Sin embargo, ninguno de estos gobernantes figura como terrorista. Peor aún, el fenómeno tiene presencia permanente –cuasi institucional– en los actuales conflictos políticos internacionales y hasta aprovechados discípulos en Latinoamérica. En Caracas y La Paz, Bolivia, entre otras ciudades, se registran disparos a distancia contra no manifestantes, en concentraciones pacíficas que dejan en la retaguardia activistas armados.

La relación entre las acciones terroristas y las manifestaciones pacíficas no es casual sino coordinada, aunque las agencia internacionales las describan como separadas y opuestas. La RAE ofrece una acepción que debería ser tomada como advertencia: método expeditivo (quiere decir libre, sin obstáculos) de justicia revolucionaria y contrarrevolucionaria. Toda justicia obtenida violando el derecho a la vida deja de ser justa, no importa la causa que se invoque. La conclusión debería ser sencilla para las vanguardias pacíficas que protestan sin saber ni averiguar quiénes están en la retaguardia.

Fuente: http://bit.ly/1fv2z6f


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.