• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Racismo en cifras: Impunidad para los afrodescendientes en EE.UU.
Publicado 25 noviembre 2014

Indicadores certifican que la justicia estadounidense no favorece a los afrodescendientes. A propósito de la impunidad en el caso Michael Brown te mostramos un recuento de casos con connotaciones racistas.

El Gran Jurado decidió que los oficiales implicados en el caso del asesinato de Michael Brown fueran absueltos, teleSUR pone a tu disposición algunos datos que ayudarán a comprender, no justificar, la decisión. Tomemos en cuenta el siguiente dato:

Los afrodescendientes en Estados Unidos representan sólo el 13 por ciento del total poblacional.

¿Racismo en Ferguson?

El condado de St. Louis, que incluye 90 municipios que rodean la ciudad de St. Louis. Los afroamericanos se concentran en el norte, el centro es de mayoría blanca. La fuerza policial de Ferguson tiene 50 oficiales blancos y tres negros.

Para generar ingresos, muchos de estos municipios dependen de las multas de tránsito. Tanto las fuerzas del condado y municipales desproporcionadamente detienen conductores negros. Un informe reciente de ArchCity Defender, encontró que el 86 por ciento de los vehículos detenidos en Ferguson involucran a un conductor negro, aunque sólo el 67 por ciento de los 21 mil 203 residentes de la ciudad son afroamericanos.

Entre 2004 y 2014 se han registrado 14 tiroteos mortales cometidos por agentes de policía del Condado de St. Louis; según datos compilados por David Klinger, criminólogo de la Universidad de Missouri. La mayoría de estas muertes no fueron investigadas debido a que se consideraron “asuntos internos de la policía o de la oficina del fiscal”. En sólo cuatro ocasiones hubo investigación, en tres casos los casos se cerraron, según informa la oficina del fiscal McCulloch. El cuarto es el de Brown.

Según las estadísticas de la ciudad de ST. Louis 39 personas fueron asesinadas por agentes de policía entre 2003 y 2012; de acuerdo con la oficina del Fiscal de Circuito sólo un agente ha sido acusado, y ese oficial fue absuelto.

De acuerdo con Robert Goldman, experto en procedimiento penal y derecho constitucional en la Facultad de Derecho de la Universidad de Saint Louis, entrevistado por Mother Jones, una ley de Missouri de vieja data da a la policía amplias facultades para disparar a matar si “razonablemente consideran” que el acusado “ha cometido o intentado cometer un delito grave” y el uso de la fuerza es imprescindible para proceder a su arresto. Aunque la norma es inconstitucional, encontrar un jurado que lo determine es algo complejo, y si se trata de un jurado de mayoría blanca que juzga a un afroamericano, la dificultad aumenta.

La justicia estadounidense, ¿racista?

28,4 por ciento de los arrestos corresponden a los afrodescendientes. Un negro tiene aproximadamente seis veces más posibilidades de acabar en prisión que un blanco, y 2,5 veces más que un latino.

Más del 36 por ciento de los presos son negros, un 33 por ciento blancos (63 por ciento) y un 22 por ciento latinos (17%).

37 por ciento de los arrestados por consumo de estupefacientes son negros, aunque 15 por ciento de los consumidores en EE.UU. son de esta raza.

2 millones 500 mil personas se encuentran privados de libertad en EE.UU., 41 por ciento de los presos estatales son afroamericanos. En el caso de prisiones federales, alcanzan el 44 por ciento.

Los afroamericanos representan 59 por ciento de los condenados y 74 por ciento de los que reciben cadena perpetua.

Según el defensor de derechos civiles y fundador de la Organización Justicia Igualitaria ante la Ley, Alec Karakatsanis, “Estados Unidos encarcela afroamericanos a una tasa seis veces más alta que la de Sudáfrica en tiempos del apartheid”.

Michelle Alexander, profesora y experta en el tema del racismo sistémico contemporáneo, señala actualmente hay más hombres afroamericanos en las cárceles de Estados Unidos, o en libertad condicional, que los que estaban esclavizados en 1850.

“Jarvious Cotton, negro de Misisipi, no puede votar porque está en libertad condicional y con la etiqueta de delincuente convicto; su padre no pudo hacerlo por no pagar impuestos municipales y no superar las pruebas de alfabetización; a su abuelo se lo impidieron las amenazas del Ku Klux Klan; a su bisabuelo lo mató el Klan de una paliza cuando intentaba votar; y su bisabuelo no tuvo siquiera esa oportunidad, ya que era un esclavo”.

¿Un fiscal imparcial para el caso Brown?

Algunos datos pueden ayudar a responder este interrogante:

El fiscal del condado de San Luis, Robert McCulloch, quien ha sido reelegido en seis ocasiones desde 1991. En 1964 perdió a su padre, oficial de policía, muerto por un afroamericano.

La madre del fiscal laboró por varias décadas como secretaria de la oficina de la oficina de homicidios del condado de San Luis. Uno de sus tíos, un hermano y un primo han sido agentes de la institución.

El hoy fiscal hubiera sido policía, pero por problemas de salud no pudo cumplir su deseo; de allí su afirmación, “I couldn’t become a policeman, so being county prosecutor is the next best thing” (No pude convertirme en un agente de policía, por lo que ser fiscal del condado es la segunda mejor opción).

McCulloch ha estado involucrado en varios casos en los cuales los acusados, policías, han resultado absueltos. Un ejemplo de ello es el caso ‘Jack in the Box’ ocurrido en 2001, durante el cual dos agentes encubiertos fueron acusados de asesinar a dos “narcotraficantes”. Los funcionarios fueron absueltos bajo la excusa que los fallecidos habían intentado arrollarlos. El Gran Jurado fue el decisor. Una investigación federal posterior demostró que el auto de los supuestos narcotraficantes no se había movido en dirección a los agentes.

Según la Oficina de Estadísticas Judiciales, los fiscales estadounidenses procesaron 162 mil casos en el 2010, de los cuales solo 11 se resolvieron como el de Brown, con la decisión del Gran Jurado. Es decir, menos del 0,006 por ciento. Por esto la convocatoria del Gran Jurado por McCulloch despertó rechazo y mucha suspicacia.

Estos sencillos datos pueden complementar las declaraciones del oficial Darren Wilson, responsable de haber disparado, ante el Gran Jurado. Declaraciones en las que “justifica” el crimen del joven Brown, una verdadera afrenta contra la humanidad...

“La única manera como puedo describirlo, miraba como un demonio, eso demuestra cuan enojado se veía”. (Página 225 del expediente)

Otro detalle, los investigadores no tomaron fotos de la escena del crimen, debido a que la batería se había agotado. (Página 67 del expediente)

Malcolm X afirmaba que, “El hombre negro no tiene que ir a la corte para ser libre. El tío Sam debe de ser llevado ante la corte y obligado a explicar, por qué el hombre negro no es libre en una llamada 'sociedad libre'”.

Fuentes: Newsweek, Mother Jones, teleSUR. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.