• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
CNE apoyará sistema electoral de República Dominicana (Foto: teleSUR)

CNE apoyará sistema electoral de República Dominicana (Foto: teleSUR)

Publicado 24 febrero 2014

En 20 ciudades de México se realizaron ayer (domingo) marchas y manifestaciones de periodistas, trabajadores de prensa, docentes, estudiantes de la profesión y organizaciones sociales bajo el lema 'Prensa, no disparen' para exigir el cese de asesinatos de comunicadores y directivos de diferentes medios, que de 2011 a la fecha suman 31 en México. En Ciudad de México manifestaron en el Ángel de la Independencia.

La movilización demandó, además, a los gobiernos estadales hacer cumplir la garantía de la libertad de prensa que se ha visto coartada por décadas en México. Un manifiesto destacó que, de los 31 periodistas asesinados, el 50% eran de Veracruz, el 92% eran hombres y el 8% mujeres; 73% fueron reporteros, fotógrafos o directivos.

Un manifiesto leído en Tabasco por los profesores y comunicadores Ángel Valdivieso Cervantes y Víctor Ulín expresó: “Hoy los periodistas no venimos a cubrir una manifestación, nosotros somos protagonistas y venimos a manifestarnos ante la impunidad que gozan los asesinos de nuestros compañeros”.

En Morelia también se realizó esta demostración en la capital del estado Michoacán para repudiar los asesinatos y desapariciones de comunicadores locales como del resto del país, en el marco de movilizaciones similares efectuadas en diferentes puntos del país atendiendo una convocatoria de reporteros de Veracruz tras el reciente asesinato de Gregorio Jiménez de la Cruz.

En Hermosillo, Sonora, alrededor de 40 periodistas se reunieron en el kiosko de la Plaza Zaragoza, donde recordaron a los colegas caídos y desaparecidos en los últimos años. "Pedimos que se esclarescan los casos de asesinatos y desapariciones que se han presentado en el estado y en el país, así como mayor seguridad", manifestó Alejandro Cabral del noticiero 'Política y Rock and Roll'.

En Hermosillo algunos periodistas leyeron historias de comunicadores del estado que han sido víctimas de la violencia publicadas en el libro Nuestra Aparente Rendición. Recordaron a José Alfredo Jiménez, Gustavo Alonso, Marco Antonio, Saúl Noé, Miriam Denisse, Pablo Aurelio y Alberto Gerardo, así como a los que han sido secuestrados y asesinados en Veracruz y todo México.

"Por eso hoy salimos a la calle para decir que no nos vamos a callar, no nos vamos a cansar. Seguimos siendo la voz, los ojos y los oídos de la ciudadanía, pero no queremos vivir con el miedo constante de quedar mundos sordos ciegos", expresaron.

Al finalizar la caminata de una centena de comunicadores en el acceso principal del Palacio de Gobierno, en Morelia, al grito de “¡Prensa, no disparen!” demandaron avances a las autoridades en las investigaciones sobre la desaparición en 2006 de Antonio García Apac, dueño del semanario Ecos de la Cuenca de Tepalcatepec; María Esther Aguilar Cansimbe, reportera del Diario de Zamora y corresponsal de Cambio de Michoacán; y en 2010 de Ramón Ángeles Zalpa, corresponsal también de este periódico.

Acompañados por integrantes del Comité de Familiares de Personas Detenidas-Desaparecidas en México “¡Alzando Voces!”, y del la organización Bracero Proa, los comunicadores demandaron garantías de seguridad para ejercer su labor, tanto de las autoridades, como de las empresas de comunicación para las que laboran.

“Nos sumamos con la convicción de que esta movilización tiene como esencia el defender el derecho a saber de la sociedad y nuestro derecho a informar, más en un estado como Michoacán, en donde el periodismo es un ejercicio que presenta serias dificultades debido a las condiciones políticas y sociales por las que se atraviesan”, refirieron en un documento leído frente a las puertas de palacio de gobierno.

Con el torso vestido de blanco, los comunicadores recordaron que la muerte y desaparición de periodistas no es un tema ajeno para Michoacán, “en donde el resultado convincente de las investigaciones persiste como un gran pendiente de parte de las autoridades, evidenciando con ello el grado de compromiso o interés porque el periodismo y la libertad de expresión en ese estado cuenten con las condiciones necesarias para su desarrollo”.

Invocando la sensibilidad de la sociedad civil a defender su derecho a estar informada, recordaron que en 2010, tras una movilización similar a la de este domingo, se logró sentar en la mesa al entonces gobernador del estado para requerirle información sobre los avances en las investigaciones de periodistas asesinados y desaparecidos en Michoacán, así como instrumentar acciones y medidas concretas para que el oficio periodístico deje de ser una profesión de alto riesgo, además del respeto a la libertad de expresión.

Sobre los casos de los tres periodistas desaparecidos en Michoacán, recordaron que Antonio García Apac fue interceptado el 20 de noviembre del 2006 en el camino que conduce del municipio de Tepalcatepec a la localidad de Felipe Carrillo Puerto, lugar donde quedó de entrevistarse con una persona.

La ausencia de María Esther Aguilar Cansimbe fue reportada el 11 de noviembre de 2009 por su esposo y, por la declaración de una de sus hermanas, se supo fue amenazada por un hombre armado.

Ramón Ángeles Zalpa desapareció el seis de abril del 2010, tras decir a su esposa que iría al edificio de la Universidad Pedagógica Nacional, adonde nunca llegó.

Fuentes:

http://www.tabascohoy.com/2/notas/index.php?ID=178271

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-218222

http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=139812&relacion=&tipo=Principal1&categoria=1


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.