• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las fuerzas de seguridad iraquíes muestran vehículos y armas confiscadas al grupo Estado Islámico

Las fuerzas de seguridad iraquíes muestran vehículos y armas confiscadas al grupo Estado Islámico | Foto: Reuters

Publicado 5 octubre 2015
Las fuerzas de seguridad iraquíes muestran vehículos y armas confiscadas al grupo Estado Islámico 

¿Quién está realmente luchando contra ISIS? En Irak y Siria, ISIS se enfrenta a las Fuerzas Kurdas, el Ejército Iraquí y las Fuerzas Aéreas Occidentales, y al Ejército Sirio y sus aliados de Hezbolá, Irán y Rusia. Los kurdos del Kurdistán sirio han estado luchando por su supervivencia, y aunque con poco armamento, tienen preparación tanto política como militar y algo por qué luchar. Han tenido éxito en sus batallas con ISIS, aunque han sufrido mucho en el proceso.

¿El ejército iraquí? El espectacular surgimiento de ISIS coincidió con el colapso del ejército iraquí. Para entenderlo mejor, al igual que muchas cosas que pasan con ISIS, hay que mirar hacia atrás, a los primeros días de la ocupación estadounidense de Irak en 2003, cuando se tomó la decisión de disolver el ejército iraquí que había existido bajo Saddam Hussein y crear uno nuevo. El antiguo ejército tenía la formación, la organización, la mayor parte de sus armas, y había llegado al punto de no tener nada que perder. Muchos de ellos se unieron a la insurgencia contra los EE.UU. Entre los que lo hicieron, muchos fueron asesinados, muchos fueron torturados y muchos sobrevivieron. Algunos de los sobrevivientes, ahora experimentados veteranos, forman parte de ISIS. Uno de aquellos, que logró sobrevivir a su paso a través del sistema de prisiones de Estados Unidos en Irak, es el líder de ISIS. Estos veteranos, sumados algunos combatientes de Al-Qaeda, con financiación saudí y de Qatar, y la ayuda de Turquía a través de la frontera, se han convertido en ISIS, la fuerza que controla una gran parte de Irak y domina y absorbe todas las demás fuerzas de la oposición en Siria.

¿Qué pasa con el nuevo ejército, armado por los EE.UU. durante la ocupación? Ese ejército fue construido, como el Irak post-2003, como un experimento de un nuevo tipo de ocupación neoliberal. George W. Bush había declarado que la ocupación de Estados Unidos en Irak y Afganistán no eran ejercicios de "construcción nacional". Los trillones de dólares que se repartieron alrededor de Irak fueron a contratistas y subcontratistas, y el ejército iraquí fue construido en los mismos principios. Los Comandantes compraron su ascenso, recogieron dinero para pagar salarios de más soldados de los que tenían bajo su mando, y se quedaron con la diferencia. Otros comandantes pagaron por sus puestos y recuperaron el dinero en puestos de control en las carreteras: el ejército se convirtió, como Patrick Cockburn escribió en su nuevo libro "The Jihadis return", "una máquina de hacer dinero para los oficiales de alto rango y, a menudo una extorsión para los soldados ordinarios"(Pág. 51). Al final resultó que, la "máquina de hacer dinero" no resultó especialmente eficaz como una máquina de combate. En su lugar, el ejército iraquí se derrumbó y salió corriendo en las primeras batallas con ISIS, la mayoría de armamento que recibieron acabó en manos de ISIS.

¿Qué pasa con el Ejército sirio? Rusia, que ha suministrado ayuda al gobierno de Siria por años, ahora ha entrado en la guerra del lado de Siria. El libanés Hezbolá, con la ayuda de Irán, entró en Siria para ayudar al gobierno de Siria hace algún tiempo, juzgando que la caída de Siria ante ISIS significaría la pérdida de sus propias líneas de suministro y apoyo. Estas fuerzas están defendiendo territorio sirio en contra de ISIS, pero la forma de pelear del gobierno refleja a sus enemigos. Durante varias décadas, la guerra no ha sido principalmente entre ejércitos luchando entre sí, sino sobre los desarmados perdiendo la vida a manos de los armados. Una publicación en el 2014, de Patrick Cockburn, decía esto:

"En lugar de hacerse cargo de las zonas controladas por los rebeldes, el gobierno simplemente  bombardea, de manera que la población civil se ve obligada a huir y los que se quedan son familias de los combatientes o demasiado pobres para encontrar otro lugar donde vivir. La electricidad y el agua se cortan y se inicia un estado de sitio. En Adra, en la periferia norte de Damasco, a principios de 2014, fui testigo de cómo Jabhat al-Nusra forzó su entrada a un complejo de viviendas avanzando a través de un tubo de drenaje que salió detrás de las líneas del gobierno, donde procedieron a matar a alauitas y cristianos. El Gobierno no contraatacó, sino simplemente continuó su sitio". (Pág. 76)

En Occidente, los videos de ISIS se utilizan para avivar pesadillas y justificar poderes de la policía, y son políticamente valiosos para crear alarmismo político. A medida que el colapso de Siria prosigue bajo el peso de la guerra y millones de sirios están huyendo, los occidentales están siendo llevados a creer que todas las familias de refugiados podrían ser una célula secreta de ISIS. Países vecinos se ven afectados mucho más por la crisis de los refugiados: los países Occidentales sólo reciben una pequeña fracción de  refugiados.

A pesar de los horrores de sus videos, y los ataques aéreos que se han organizado en contra de ISIS, Occidente y sus aliados, han encontrado varios usos para ISIS.

ISIS ofrece a los aliados Occidentales, Arabia Saudita y Qatar, una manera de avanzar en su influencia en la región contra Irán. ISIS ofrece una salida a los clérigos saudíes que han incentivado a odiar a todo el mundo menos a su secta, personas que de otro modo podrían permanecer en sus propios países del Golfo y tomar las armas.

ISIS provee las tropas al aliado Occidental, Turquía, para luchar contra los Kurdos, que crearon una zona autónoma en Irak, han hecho recientemente lo mismo en Siria y durante mucho tiempo han estado tratando de avanzar en su programa de autodeterminación en Turquía.

Para el aliado Occidental, Israel, ISIS sangra a Hezbolá y ha ayudado a destruir Siria, crea un número masivo de refugiados, y así desvía y destruye las fuerzas militares que de otro modo podrían estar enfrentándose con Israel.

Los países del Golfo e Israel tampoco están recibiendo refugiados. Aficionados al fútbol israelíes muestran con orgullo banderas que dicen; "Los refugiados no son bienvenidos", y Arabia Saudita está ejecutando su propia guerra asesina en Yemen, creando sus propios refugiados.

Para Occidente, estas alianzas con Arabia Saudita, Qatar y Turquía, son más importantes que la lucha contra ISIS. Para Israel, la posibilidad de que Assad sea derrocado y Hezbolá dañado es más importante que la lucha contra ISIS.

Soluciones diplomáticas, la última de las cuales fue escrita por Vijay Prashad, han fracasado ante la insistencia Occidental de la salida de Assad como condición previa. Esta insistencia ha llegado a la aceptación de esta destrucción en lugar de una salida negociada a la guerra. Siria está en camino a completar su destrucción. La mayor parte de su población está en movimiento. La responsabilidad es compartida entre el régimen de Assad y los que la luchan contra él.

Más que los fondos del Golfo y las armas capturadas, más que la torcidas ideologías religiosas y la corrupción militar, ISIS ha prosperado debido al caos de la guerra y el colapso de la sociedad. ISIS no será parte de una solución negociada, sino de un acuerdo entre sus patrocinadores Occidentales y el gobierno sirio, para así aislar y contener a ISIS y hacer que la paz en la región sea imaginable.

¿Qué podría ser más importante que el fin de la guerra y la derrota de ISIS? Para Occidente, Arabia Saudita, Turquía e Israel, muchas cosas: debilitar a Irán y Hezbollah, demostrar su poderío frente a Rusia, la oportunidad de derrocar a Assad, destruir la base de independencia Kurda. Para aquellos que dirigen la guerra en Siria, existen prioridades más altas que la difícil situación de millones de refugiados y la destrucción de varios países.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.