• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Desde Amazonas Maduro anunció importantes obras. (foto: Archivo)

Desde Amazonas Maduro anunció importantes obras. (foto: Archivo)

Publicado 19 marzo 2014

La “guarimba” dejó de ser el lugar de amor y salvación infantil que se escogía para librarse de la acción del jugador adversario que, de agarrarte, te imponía una pena. Ahora estamos ante una estrategia insurreccional dirigida a enturbiar la paz del conjunto de los ciudadanos. La primera vez que se aplicó fue en Caracas y en algunos focos del interior del país entre el 27 de febrero y 4 de marzo de 2004, y cuya finalidad era la de atentar de manera violenta y sistemática contra la paz y tranquilidad pública, provocar una intervención “represiva” de las fuerzas del Estado que incentivara una sublevación cívico-militar, deslegitimar al gobierno del presidente Chávez y forzar la intervención extranjera.

Hoy en día: guarimba es sinónimo de terrorismo, perturbación de la tranquilidad ciudadana, modelo de acción fuera del orden jurídico; todos estamos en peligro ante este método terrorista contra cualquier ciudadano, población o autoridad, método con el que se destrozan bienes personales, se desconocen las reglas del juego democrático y finalmente intentan imponer su gobierno usando métodos extremistas. Imponen su programa político, económico, social, productivo, con base en la arbitrariedad y el autoritarismo, así como el incumplimiento de las normas establecidas por las leyes democráticas, cuyas bases están compiladas en nuestra Carta Magna. Recordemos, los terroristas siempre lo serán si no se les vence con las distintas fuerzas sociales y gubernamentales.

Claro, desconocer al presidente Maduro es lo mismo que decidieron hacer con el presidente Chávez. Niegan la voluntad del pueblo, las leyes de la República. No quieren la democracia. No reconocen la decisión del pueblo cuando expresa su voto.

Los guarimberos no se gobiernan a sí mismos, son terroristas y mercenarios. Quieren imponer un sistema político-económico a su mandar totalitario. Pero su accionar político terrorista es, históricamente, de poco vuelo. Los pueblos no se rinden jamás y tarde o temprano vencen.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.