• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Fondos buitre y juez Griesa, de espalda al mundo

| Foto: Archivo

Publicado 4 agosto 2014
En su afán de lucro especulativo, los fondos buitre y el juez Thomas Griesa que los apoya crearon una pugna inédita cuyas consecuencias pueden resultar no solo negativas para Argentina, sino para el sistema financiero internacional.

En eso coinciden varios premios Nobel de Economía, a los que se suman un centenar de economistas y académicos de múltiples países.

De hecho, si consiguieran su objetivo de que Buenos Aires le pague a ese minúsculo grupo de financistas lo que exigen, lo cual sería más de mil 600 por ciento del valor por el que adquirieron los bonos en cuestión, será un demoledor golpe -alertan- a todo el proceso de reestructuración de deuda a escala mundial.

Hasta el Fondo Monetario Internacional, y otras instituciones crediticias están asustados, y así lo han advertido.

La pregunta es si esa forma de actuar, sin dudas de espalda al mundo y a otros intereses estadounidenses, está dirigido precisamente a desbaratar ese proceso y retrotraer las finanzas internacionales al desorden y la incertidumbre de décadas pasadas.

Para el Premio Nobel de Economía Paul Stiglitz, eso es justamente lo que se persigue con toda esa puja especulativa que cuenta con el respaldo del Poder Judicial norteamericano.

Con esa pugna Estados Unidos lanza una bomba a todo el sistema financiero internacional, y la explosión no solo afectará a Argentina, advirtió el galardonado economista.

El problema radica en que si Argentina paga a los fondos buitre fuera del marco de los acuerdos de reestructuración, entonces el 93 por ciento de los acreedores que aceptaron esos contratos, pueden echar para atrás y reclamar entonces tener el mismo trato que los litigantes.

La deuda argentina, de ser así, aumentaría a 500 mil millones de dólares, o más, y se desataría una reacción en cadena con el resto de los canjes reestructurados de muchos países con sus tenedores de bonos.

El profesor de Economía Internacional de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Jorge Fonseca advirtió que pagarles sería la bancarrota absoluta del país, "y un duro golpe a todos nosotros".

Y la sentencia de Griesa precisa que hasta tanto el gobierno argentino no satisfaga a los fondos buitre no puede saldar sus compromisos con el restante 93 por ciento de los acreedores, e inmovilizó depósitos destinados a estos últimos colocados por Buenos Aires en dos bancos norteamericanos.

O sea, no es que Buenos Aires incumplió; en efecto pagó, pero el dinero lo tiene paralizado un juez, y esto es lo inédito en los trajines financieros, y lo insólito e inaceptable para el Ejecutivo de la presidenta Cristina Fernández.

Desafortunadamente para el actual gobierno argentino, los bancos en Nueva York son los que tienen la jurisdicción financiera para canalizar esos pagos según escogió la dictadura cívico-militar, y por el momento no puede buscar otra sede de pago, como Londres o Suiza.

Los premios Nobel de Economía, Robert Solow, Branko Milanovic y Dani Rodrik, escribieron una carta dirigida al Congreso de Estados Unidos instando a los legisladores a "actuar inmediatamente y buscar soluciones legislativas para mitigar el impacto nocivo de la decisión del tribunal" de Griesa. Otros 100 académicos rubricaron la misiva.

Los países del Brics (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica), los de la Unión de Naciones Suramericanas, del Mercosur, la OEA y el Grupo de los 77, entre los que se encuentran muchos Estados deudores, se pronunciaron a favor de Argentina en esta puja y demandan nuevas estructuras financieras.

Pero a Griesa y a los fondos buitre que defiende esas posturas los tiene sin cuidado.

Ahora a Griesa le han comenzado a reclamar los acreedores que tienen su dinero retenido en Nueva York. El abogado y asesor de los bonistas italianos que entraron al canje de deuda argentino, Tullio Zembo, reiteró que esos depósitos no pueden seguir siendo retenidos.

El representante de 450 mil bonistas italianos reestructurados aseguró que es responsabilidad del Banco de Nueva York el pago a sus clientes.

Sin embargo, ya la maquinaria financiera norteamericana comenzó a andar acorde con los dictados de Griesa, y Argentina es blanco de otra acción lanzada ahora por la Asociación Internacional de Cambios y Derivados, encargada de asegurar los bonos ante un eventual incumplimiento de pago.

Para esa entidad, también con sede en Nueva York, el gobierno argentino incumplió el compromiso de sus obligaciones, por lo cual le corresponde -exige- se paguen los seguros.

A todas luces, Argentina está siendo ahora el conejillo de indias de lo que ya no pocos advierten es un plan macabro para generar un caos en las finanzas internacionales.

Fuente: http://bit.ly/1pTDP8B


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
1
Comentarios
El sabe lo que debe sabe lo que tiene y como reza el probervio el que pide prestado es esclavo de su deudor pague lo que deben.
Nota sin comentarios populares.