• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Kim Katrin Milán y su marido, Tiq Milán.

Kim Katrin Milán y su marido, Tiq Milán. | Foto: Sharpe Suiting

Publicado 28 agosto 2015
La narrativa persistente en torno a la violencia y el estigma hacia las personas LGBT y sus parejas crea una cultura de falta de amor. Estas historias no sólo eclipsan relaciones y familias que sirven de apoyo, también alimentan estereotipos negativos. Se crea una cultura en la que nuestras relaciones se construyen como algo ilícito y que nos hacen estar avergonzados de la persona con la que estamos y que amamos. Estas actitudes contribuyen a la violencia y son internalizadas por nuestra comunidad en formas tóxicas.

Las estadísticas son alarmantes. Es innegable que las personas LGBT se ven desproporcionadamente afectadas por la violencia sistémica, tanto que "41 por ciento de las personas transexuales encuestadas informaron que habían intentado suicidarse, en comparación con una tasa nacional estimada de 1,6 por ciento", según un estudio del American Bar Association Journal. Si se interceptan identidades como la raza y el género, encontramos que la violencia sólo aumenta.

Un artículo de opinión en el ‘Advocate’ también nos recuerda que "el promedio de vida de una mujer transexual negra es de 35 años. La Coalición Nacional de Programas Anti-Violencia reportó que en 2013, el 72 por ciento de los homicidios anti-LGBT fueron cometidos contra mujeres transexuales, el 89 por ciento de las cuales eran mujeres trans de color". A pesar que el movimiento Black Lives Matter se mantiene muy activo, no se ha prestado suficiente atención a estas mujeres que han perdido sus vidas.

Hemos visto que hombres como Robert Downey Jr o más recientemente al artista de hop Tyga, han sido víctimas de la prensa sensacionalista por haber tenido relaciones con mujeres trans.  La escritora Janet Mock ha hablado abiertamente sobre el estigma aplicado a las parejas de mujeres trans, y ofrece esta importante idea:

"El cuerpo de las personas, sus atracciones y sexualidades, no deben ser vigiladas o avergonzadas. Hay muchos tipos de mujeres, como hay muchos tipos de hombres. Y no hay nada vergonzoso, risible, o que sea digno de convertirlo en noticia"

La narrativa persistente en torno a la violencia y el estigma hacia las personas LGBT y sus parejas crea una cultura de falta de amor. Estas historias no sólo eclipsan relaciones y familias que sirven de apoyo, también alimentan estereotipos negativos. Se crea una cultura en la que nuestras relaciones se construyen como algo ilícito y que nos hacen estar avergonzados de la persona con la que estamos y que amamos. Estas actitudes contribuyen a la violencia y son internalizadas por nuestra comunidad en formas tóxicas.

En medio de este tipo de clima, se vuelve cada vez más importante contrarrestar los mensajes negativos con narrativas alternas. He visto en el transcurso del último año que cada vez hay más representaciones positivas y diversas hechas por y para las comunidades Homosexuales y Transexuales de color.

A principios de este año, una coalición de individuos y organizaciones, incluyendo mi marido Tiq Milán,  el escritor Darnell L. Moore, GLAAD y EBONY.com lanzaron "This Is Luv" (#ThisIsLuv), una campaña multimedia que destaca la afirmación del amor LGBT en las comunidades negras y en sus familias.

"Yo, junto a un sinnúmero de otras personas homosexuales y transexuales Negras, tengo un sistema de apoyo increíble en mi familia. Pero sus voces son constantemente ahogadas por la idea omnipresente de que no hay lugar para las personas LGBT Negras dentro de nuestras comunidades", dice Milán. "En el mes de febrero donde celebramos el amor y el Mes de la Historia Negra, esta campaña es un reconocimiento muy necesario y una prueba donde el amor y la identidad Negra LGBT se cruzan".

Tener celebridades Negras visibles, impactantes en todas las industrias, incluyendo a la ex estrella de la NBA Jason Collins, EJ Johnson (Hijo del Gran Magic Johnson), Mychal Smith Denzel (The Nation), y la señorita Lawrence (Real Housewives of Atlanta, Fashion Queens) tuvo un impacto muy fuerte en muchas personas, especialmente al escucharles expresarse con orgullo de su comunidad y de sus relaciones.

Las comunidades negras están injustamente estigmatizadas como más homofóbicas y transfóbicas que el resto, aunque todas las personas LGBT comparten historias de amor y antagonismo entre los distintos grupos culturales. Este prejuicio a menudo ignora las formas en que las fuerzas imperiales y coloniales han exportado la homofobia, así como la capacidad de recuperación existente en nuestras comunidades.

Recientemente en la ciudad de Kampala, capital de Uganda, personas LGBT y amigos asistieron a un desfile del Orgullo a pesar de los daños causados ​​por los evangélicos estadounidenses. Tomó meses de planificación en secreto – dado que la homosexualidad sigue siendo ilegal en Uganda – Shawn, uno de los organizadores afirmaba que “la Marcha del Orgullo es resistencia, persistencia, y una celebración de ser lo que somos en nuestro país". "Lo más importante es que el Orgullo de Uganda 2015 fue un momento victorioso para mí... al ver a toda esa gente en todos los eventos abrazar sus orientaciones sexuales o identidades de género. Estábamos realmente orgullosos de lo que somos".

Estos son sólo algunos de los ejemplos de celebraciones de amor LGBT negro que están sucediendo a pesar de las muchas formas de antagonismo de la iglesia, el estado y las comunidades. Con la aparición de medios locales y redes sociales, nuestras comunidades son finalmente capaces de tener mayores plataformas para compartir nuestras propias representaciones.

Al crecer, tanto Tiq y yo tuvimos una ausencia de modelos. Los estigmas creados por la cultura y los medios de comunicación populares son imposibles de ignorar tanto para el individuo como para las personas que nos amaban. Teníamos a nuestros padres preguntándose si alguna vez encontraremos relaciones amorosas saludables como personas negras, homosexuales y transexuales. Pero una vez que empezamos a hablar, nos amamos de inmediato, a pesar de que todos los mensajes nos decían que eso era imposible. Nos casamos a los 3 meses y empezamos a fusionar nuestro trabajo colectivo utilizando nuestra visibilidad como una herramienta para abogar por los derechos civiles de nuestras comunidades.

Fuimos invitados por Danielle Mills Moodie a contribuir a una "serie especial de la NBC que se centra en contar las historias de las comunidades LGBT de color. El ‘amor es revolucionario', una serie de videos que pretende dar a conocer las historias de amor de parejas transgéneros negras y discutir por qué para ellos, amarse en voz alta como una orgullosa transexual y un homosexual negro es un acto revolucionario".

Puedes echar un vistazo al video aquí: https://www.youtube.com/watch?v=81aCnP6AM6Q

Era importante para nosotros compartir nuestra historia de amor de una manera que sea motivo de orgullo y celebración. Tenemos un enorme respeto y admiración por el otro, tanto personal como profesionalmente. Abogamos por cuestiones que son centrales para cada uno de nuestras comunidades respectivas y nos apoyamos mutuamente de forma activa. Nunca hemos sido el secreto del otro y nos amamos en voz alta. Esperamos que al compartir la forma en que nos amamos, podamos animar a otros a expresarse abiertamente o que se sientan afirmados en su amor como persona LGBTQ negra.

Para aquellos de nosotros que trabajamos en los medios de comunicación, nuestro objetivo es no sólo transformar la política, sino cambiar los corazones y las mentes de las personas. Diversas representaciones de relaciones amorosas LGBT sirven para cambiar la percepción pública negativa - pero también sirven como un faro para decirle a la gente joven LGBT que enfrentan el acoso en la escuela o que acaban de ser lanzados a la calle por sus familias que hay esperanza. Al compartir nuestras historias podemos proporcionar posibilidad de modelos para las comunidades y las familias en las que somos amados y valorados.

Kim Katrin Milán es una escritora, artista multidisciplinaria, activista, consultora y educadora. Milán es  co-fundadora y actual directora ejecutiva del Proyecto Popular, un movimiento de la gente homosexual y transexual de color y aliados, comprometida con el empoderamiento individual y comunitario a través de la educación alternativa, el arte del activismo y la colaboración.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.