• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Las clases que toman aquí son una exploración de ellas mismas" contra la "hipersexualización de los cuerpos femeninos", afirma la directora de la academia Kelechnekoff.

"Las clases que toman aquí son una exploración de ellas mismas" contra la "hipersexualización de los cuerpos femeninos", afirma la directora de la academia Kelechnekoff. | Foto: @kelechnekoff_studio

Publicado 1 septiembre 2018

La bailarina y actriz nigenirana, Kelechi Okafor es la directora de la academia de danza que imparte clases para empoderar sexualmente a las mujeres inglesas. 

Kelechi Okafor es una activista oriunda de Nigeria, que actualmente reside en Londres, Inglaterra, donde imparte clases de twerking feminista, llevando la liberación de la mujer a la pista de baile.

>> Enorme y saludable victoria del feminismo argentino 

"Yo enseño esta danza a las mujeres porque a las mujeres se las ha marginado de políticas respetables que pueden cambiar sus expectativas", afirma Okafor.

¿Qué es el twerking?
 
El  twerking o  twerk es una danza basada en movimientos pélvicos y de glúteos, muy semejante al "perreo" del reggaeton. Este baile, que se originó a fines de los años 90 en Puerto Rico, tiene su raíz en las danzas africanas. Además, está ligado a la cultura del hip-hop en Estados Unidos.

La joven mujer, que además es actriz, es cofundadora y directora del estudio Kelechnekoff, una academia de danza enfocada en bailes, como el -twerking o el pole dance africano- que empoderen a las mujeres y las liberen de los tabúes sociales que la cultura ha impuesto históricamente. "Las clases que toman aquí son una exploración de ellas mismas", afirma Okafor.

 

That’s how life is, when one door closes another one opens...yes @iamdrsid #TwerkWerkz

Una publicación compartida de Kelechnekoff Studio (@kelechnekoff_studio) el

"Hay tantas cosas placenteras que nos han enseñado que no debemos hacer, especialmente a las mujeres, y hay que aceptarlas. Y si eres hombres, reconocer que las mujeres tienen mucho más que dar que lo que consumes y que lo que las dejas hacer", asegura la bailarina.

>> El legado feminista de Clara Zetking 

Los movimientos que se enseñan en las clases del Kelechnekoff aceptan la lujuria y buscan gozar de ella. "La hipersexualización de los cuerpos femeninos negros,  llevó a ver la danza como algo casi denigrante. Lo que estoy haciendo aquí es recuperar la historia del cuerpo de la mujer negra y de la mujer en general", agrega.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.