• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los alcances del nuevo diseño chino, llamado Jiuzhang, posicionan a China en uno de los primeros lugares en la competencia mundial del desarrollo de computación cuántica.

Los alcances del nuevo diseño chino, llamado Jiuzhang, posicionan a China en uno de los primeros lugares en la competencia mundial del desarrollo de computación cuántica. | Foto: Scmp.com

Publicado 6 diciembre 2020


Blogs



El nuevo ordenador chino es 100 billones de veces más veloz que la supercomputadora más rápida del mundo.

Un grupo de físicos de China asegura haber creado un ordenador cuántico con una velocidad de procesamiento y potencia mucho mayor a las supercomputadoras cuánticas más avanzadas del mundo.

LEA TAMBIÉN:

Impacto de la Doctrina Monroe en América Latina

Se trata de un prototipo de computadora cuántica que tiene la capacidad de calcular casi 100 billones de veces más veloz que otros ordenadores cuánticos como el estadounidense Summit de IBM, uno de los más rápidos que existen.

Los alcances del nuevo diseño chino, llamado Jiuzhang, posicionan al gigante asiático en uno de los primeros lugares en la competencia mundial del desarrollo de computación cuántica a gran escala, marcando un nuevo hito en este ámbito.

El experto chino Pan Jianwei y su equipo fueron los realizadores del sistema que ha hecho posible la detección de 76 fotones, o partículas generadoras de las actividades cuánticas en el evento electromagnético.

La supercomputadora Jiuzhang se basa en un algoritmo de simulación clásico muy útil para la aceleración de la computación cuántica, denominado muestreo de bosones gaussiano (GBS, por sus siglas en inglés).

A través del nuevo sistema cuántico de la computadora china no solo se puede implementar el GBS 100 billones de veces más rápido, sino que se pueden procesar datos con una velocidad 10 millones de veces mayor que la computadora cuántica de Google.

El año pasado Google informó que había diseñado un aparato computarizado capaz de realizar, en 200 segundos, un cálculo que a las supercomputadoras más rápidas del mundo les costaría unos 10.000 años realizar.

Ahora, con la supercomputadora Jizhang, China intenta arrebatarle la supremacía cuántica a EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.