• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los restos de los zares rusos seguirán siendo analizados.

Los restos de los zares rusos seguirán siendo analizados. | Foto: Ria Novosti

Publicado 12 noviembre 2015

 Expertos indican que los restos de Nicolás II fueron identificados por una mutación genética rara. Sin embargo, se esperan los resultados finales.

Un grupo de investigadores rusos logró confirmar a través de pruebas adicionales de ADN la autenticidad de los restos de los últimos zares rusos, entre ellos, el zar Nicolás II y su mujer, la emperatriz, Alexandra Feodorovna.

Según informó Ria Novosti, los restos que fueron exhumados en septiembre en la catedral de San Petersburgo, continuarán siendo identificados para poder establecer una conclusión final de las verdaderas circunstancias en las que murieron.

El último informe revela que los restos de Nicolás II fueron identificados por una mutación genética rara, llamada heteroplasmia.

Sin embargo, la Cámara de los Romanov y la Iglesia Ortodoxa Rusa (República de China) insisten en la necesidad de esperar a los resultados finales del examen.

Para poder obtener una conclusión final, los expertos revisarán los cráneos a través de un "trabajo científico en los sistemas genéticos adicionales.

“También contará con una comparación con nuestros parientes más cercanos, entre ellos restos de muestras de sangre incautadas a las ropas del emperador Alejandro II”, informó Ria Novosti.

En Contexto
Los zares rusos permanecieron en el poder desde principios del siglo XVII hasta la Revolución de Febrero en 1917, que obligó a Nicolás II a abdicar.
Posteriormente Nicolás II, la zarina, sus cinco hijos y cuatro sirvientes fueron fusilados sin juicio la noche del 17 de julio de 1918 en el sótano de una casa del centro de Ekaterimburgo.
Después, sus cuerpos fueron trasladados a un bosque cercano y enterrados.

Lea también:

Armenia: Un siglo exigiendo justicia por el Genocidio


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.