• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La obra, fue el último trabajo que escribió Wilde antes de ser condenado en mayo de 1895. (Foto: bitacoraliteraria.wordpress.com)

La obra, fue el último trabajo que escribió Wilde antes de ser condenado en mayo de 1895. (Foto: bitacoraliteraria.wordpress.com)

Publicado 18 junio 2014

Un ejemplar de la primera edición del libro “La importancia de llamarse Ernesto", del dramaturgo y poeta irlandés Oscar Wilde fue vendido en una subasta por 55 mil libras (equivalente a 69 mil euros o 93 mil dólares) este miércoles en Londres.

Lo particular del ejemplar vendido, es que el propio Wilde se lo regaló en 1899 a James Nelson, administrador de la cárcel de Reading (sur de Inglaterra) como agradecimiento porque éste le había permitido volver a leer y a escribir en su segundo año de reclusión.

Wilde (1854-1900) fue condenado en mayo de 1895 y trasladado en noviembre a Reading (Inglaterra), donde se encontró a merced del gobernador Henry Isaacson, un hombre con "el alma de una rata", a juicio del escritor, que le prohibió una actividad que el irlandés consideraba "vital para mantener el equilibrio mental".

Cuando en julio de 1896 Nelson reemplazó a Isaacson, el dramaturgo recibió permiso para guardar en su celda material de escritura y redactó "De Profundis", una extensa carta dirigida a su amante Alfred Douglas, con quien mantenía una relación homosexual que le llevó a su encarcelamiento cuando se encontraba en la cima de su carrera literaria.

El gobernador de la prisión no solo le permitió leer y escribir, sino que le concedió el privilegio de conservar por las noches sus papeles para poder seguir el hilo del texto que estaba redactando.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.