• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno de Macri ya anunció el retiro de los subsdios para los servicios de gas y electricidad.

El Gobierno de Macri ya anunció el retiro de los subsdios para los servicios de gas y electricidad. | Foto: portales.educacion.gov.ar

Publicado 16 diciembre 2015
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

El gobierno del conservador Mauricio Macri anunciará este miércoles el fin del cepo cambiario implementado bajo el mandato de la expresidenta, Cristina Fernández, para frenar la creciente fuga de capitales, uno de los factores determinantes que llevó al default a Argentina en el año 2001 y que sumió al país en una de las crisis más graves de su historia y una deuda con acreedores internacionales y fondos buitre que todavía le pasa factura.

El anuncio, a cargo del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gray, no incluye el precio base de venta, que se calcula pueda situarse entre los 14 y 15 pesos por dólar, lo que representa una devaluación directa de la moneda local de entre 45 y 50 por ciento, si consideramos los 9,70 pesos que es la tasa actual oficial.

La idea del gabinete de Macri, compuesto en su mayoría por empresarios y exgerentes de grandes transnacionales, es que el precio del dólar sea alto, y así no volver a devaluar. Si sube a más de 16 pesos por dólar, el Ejecutivo intervendrá para bajarlo.

Para el analista político argentino, Juan Manuel Karg, la medida de Macri sólo traerá la pérdida del poder adquisitivo de la clase trabajadora, que durante la primera semana de gobierno del conservador, ya ha visto una suba de entre 20 y 30 por ciento de algunos productos de la cesta básica.

“Con la consumación de la propia devaluación, con el anuncio que hará el propio Alfonzo Prat Gray se espera que en los próximos meses pueda haber subas de hasta 50 por ciento de determinados productos, sobre todo en aquellos que son de la canasta básica alimentaria”, explicó.

En entrevista para el sitio web en Español de teleSUR, el experto expuso que a la devaluación de hoy, se le suma el anuncio de la eliminación de los subsidios para el gas y la electricidad, que entrará en vigor en enero de 2016. A su juicio, todas estas medidas buscan complacer al empresariado, especialmente a los grandes exportadores.

“Hará subir las tarifas, es decir, todo es un golpe al bolsillo de millones de personas en Argentina, de millones de trabajadores y que tiene que ver, a su vez, con una ideología determinada (...) del gobierno de Mauricio Macri: beneficiar a un sector determinado de la población argentina, que no son precisamente la mayoría, (es un) beneficio a los grandes grupos exportadores del país, que van a verse beneficiados y van a tener una maximización de ganancias; mientras que aquel asalariado que gana 15 mil y 20 mil pesos va a ver reducido su poder de compra en determinados alimentos y productos, y va a tener que pagar mayor cantidad de tarifas en gas y luz”.

Consultado sobre la posibilidad de que el triunfo de Macri en el bajotaje en Argentina frente a Daniel Scioli haya sido el resultado de la falta de información sobre las verdaderas consecuencias del levantamiento del control cambiario, Karg detalló que esto fue determinante y que el actual Presidente nunca fue claro con electorado.

“Macri no fue claro sobre las consecuencias de levantar el cepo. Macri anunciaba que levantar el cepo era la posibilidad de comprar libremente la divisa norteamericana, el dólar (...) incluso cuando le consultaron a su vicepresidenta, Gabriela Michetti, si esto significaría una devaluación, dijo que no, que estas eran chicanas de la oposición actual, es decir del oficialismo en Argentina en aquel entonces”, puntualizó.

Pero el candidato Scioli, sí lo advirtió. El 19 de noviembre pasado, justo antes del cierre de campaña para la segunda vuelta, anunció que quienes pagarían las consecuencias del levantamiento de las restricciones serían los trabajadores.

"Levantar el cepo es devaluación y con eso viene un ajuste que se lleva puesto a los trabajadores (...) si empieza de nuevo una economía financiera especulativa los que se perjudican son los trabajadores”.

Bajo presión

El presidente argentino, Mauricio Macri, está sometido a enormes presiones por parte de los empresarios, muchos de los cuales lo ayudaron a llegar a la presidencia.

“Tiene presiones de importantes sectores del empresariado argentino, que lo ven como un Presidente más débil (...) hay una parte del empresariado que lo apoyó en su llegada al Gobierno, y que espera que Macri tome medidas de este tipo (...) Lo que queda saber es qué va a provocar este tipo de medidas en la clase trabajadora”, declaró Karg.

Control cambiario: ¿Cuándo fue implementado y por qué?

El Banco Central de Argentina (BCRA) publicó en julio de 2011 restricciones en la compra de divisas extranjeras que superen los 250 mil dólares anuales.  Tres meses después se anunció que la Administración Federal (AFIP) era la encargada de supervisar la compra de las monedas extranjeras.  Después se incluyeron algunas excepciones para organismos internacionales, Gobiernos locales, empleados públicos, entre otros.

A principios de 2013,  el Gobierno dispuso la última medida sobre el cepo: autorizó la compra de dólares para ahorro personal en base a los ingresos de cada contribuyente.

La decisión de una política de control cambiario fue tomada para evitar la creciente fuga de divisas del país, un fenómeno que ya los argentinos conocen.

El llamado “corralito financiero” argentino (que retuvo los ahorros de los argentinos en los bancos), fue la medida final tomada por el gobierno de Fernando de la Rúa en 2001, luego de que empresarios y familias adineradas vaciarán las reservas internacionales y se llevaran todos sus ahorros fuera del país. El sistema financiero colapsó.

 

La devaluación de Macri

En varias oportunidades durante su campaña, Mauricio Macri anunció el llamado “tipo de cambio único”, un preludio la devaluación que ya está en ciernes.

“Va a haber un único tipo de cambio donde el Banco Central ordenadamente va a intervenir para que esté administrado en franjas”.

El pasado 15 de diciembre el exministro de Finanzas y actual diputado al Congreso Nacional por el Frente para la Victoria, Axel Kicilloff, opinó que la devaluación del peso frente al dólar traería recesión e impactaría directamente en la competitividad.

"No estoy de acuerdo con que la devaluación sea inevitable, genera recesión y no mejora la competitividad (...) El actual gobierno viene anunciando una devaluación de la moneda, yo no vi en ningún lugar del mundo que se anuncie una devaluación. Esto tiene efectos inflacionarios y va a perjudicar a los que menos tienen", explicó.

A principios de diciembre Scioli, advertía que el temor a la devaluación de Macri ya se veía reflejado en el aumento de los precios, consecuencia de la especulación.

“Ya comienza a verse reflejada en un aumento de precios como consecuencia de la especulación (...) la gente está comprobando lo que yo sostuve en la campaña (los) aumentos de precios y la especulación detrás de productos de la industria siderúrgica, la canasta familiar, la harina, el pan, la carne y los electrodomésticos”, denunció.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.