• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Fueron seis meses de trabajo y una noche de montaje con la participación de 30 personas. (Foto: EFE)

Fueron seis meses de trabajo y una noche de montaje con la participación de 30 personas. (Foto: EFE)

Publicado 22 agosto 2014

La plaza de toros de La Malagueta rinde homenaje a Pablo Picasso convirtiendo las tradicionales barreras color sangre del coso en toreografías, rememorando la época azul del pintor.

La plaza de toros de La Malagueta, próxima a la casa natal de Picasso en Málaga (sur), viste sus puertas de acceso al ruedo con la intensa mirada del genio y convirtió los burladeros en un teatro de minotauros.

La Corrida Picassiana, que Málaga celebra para promocionar la imagen de la ciudad andaluza vinculada al famoso pintor malagueño, ha transformado las tradicionales barreras color sangre del coso en toreografías, que es como se denomina a los trazos con las muletas impregnadas en pintura sobre las tablas.

El autor de la obra, el artista francés Laurent Pallatier 'Loren', explicó que el resultado fue fruto de seis meses de trabajo y una noche de montaje con la participación de 30 personas.

Del proyecto, que rememora la época azul de Picasso, destacan las cinco puertas dobles que muestran la profunda mirada del artista en distintas edades, una imagen "reconocible, con tanta fuerza", que se acrecienta con el contraste del blanco y negro, dijo el artista.

Este torero frustrado, que abandonó su sueño tras "unas pocas novilladas sin picadores" para dedicarse a la profesión de su abuelo, confiesa que se quedó con las ganas de haber teñido el ruedo de azul en la V Corrida Picassiana.

Anteriormente no había participado en homenajes a Picasso, solo en dos corridas goyescas celebradas en Arles (Francia) y Cáceres (España), por lo que esta oportunidad le pareció interesante como "impulso a nuevos creadores" y una forma de sorprender en la escenografía.

Asimismo señaló que gracias al entusiasmo que le mostró el público, para el próximo año ya planea dedicar la Corrida Picassiana al periodo rosa de Picasso y pintar el ruedo de naranja.

Picasso tenía una estrecha relación con la tauromaquia, por lo que siempre se le homenajea con corridas de toros donde se muestran sus obras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.