• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Erdogan en un férreo contrario al presidente sirio Bashar al Assad. (Foto:Reuters)

Erdogan en un férreo contrario al presidente sirio Bashar al Assad. (Foto:Reuters) | Foto: Reuters

Publicado 24 octubre 2014

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, había dicho este viernes que aprobó el ingreso de extremistas sirios al territorio turco con el objetivo de combatir al autodenominado Estado Islámico (EI), comentarios que fueron desmentidos por un alto político kurdo sirio, en momentos que el grupo mantiene asediada la ciudad kurda siria de Kobane.

Un alto político kurdo sirio de alto nivel desmintió este viernes los comentarios del presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, quien afirmó que los kurdos sirios habían autorizado el ingreso de grupos extremistas en la ciudad fronteriza de Kobane para ayudar en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico (EI).

Uno de estos grupos lo constituye el Ejército de Siria Libre (FSA, por sus siglas en inglés) integrado por decenas de grupos armados que luchan para derrocar al presidente sirio Bashar Al Assad, y que ha sido ampliamente superado por otros grupos radicales, como el EI.

El presidente turco Tayyip Erdogan dijo este viernes que mil 300 combatientes del FSA entrarán a Kobani después de que el Partido de la Unión Democrática (PYD) kurdo-sirio acordó su ingreso, pero sus comentarios fueron rápidamente negados por Saleh Moslem, co-presidente del PYD.

"Ya hemos establecido una conexión con el FSA, pero tal acuerdo no ha sido alcanzado todavía como el señor Erdogan ha mencionado", dijo a Reuters Moslem.

Turquía no ha enviado al Ejército a la frontera con Siria para ayudar a poner fin al asedio de Kobane por el EI, postura que ha enfurecido a los kurdos, que buscan la autonomía en las regiones colindantes de Turquía, Irak y Siria.

La postura política de Ankara también ha molestado a sus aliados occidentales, en momentos en que la conquista por parte del autodenominado Estado Islámico de amplias zonas del norte de Siria e Irak ha generado conmoción internacional.

Ankara se ha negado a unirse a la coalición liderada por Estados Unidos en contra del EI pero, tras la creciente presión de sus aliados, Erdogan dijo este miércoles que se les permitiría el tránsito desde Turquía a Kobani a algunos combatientes kurdos peshmerga de Irak.

En contexto

Kobane registra desde hace casi un mes los ataques del EI y la resistencia por parte del pueblo kurdo, que han defendido solos su autonomía. Según datos no oficiales divulgados por agencias de noticias, suman más de 650 fallecidos por los enfrentamientos entre kurdos y el EI.

Turquía, que aprobó el combate de los kurdos iraquíes en Kobane, también ha sugerido que EE.UU. debe actuar contra el gobierno constitucional de Bashar Al Assad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.