• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Murió en 1862 sumida en la extrema pobreza (Foto:Archivo)

    Murió en 1862 sumida en la extrema pobreza (Foto:Archivo)

  • En 2009, la presidenta Cristina Fernández la ascendió al grado de general como la primera mujer que entró al Ejército argentino (Foto:Archivo)

    En 2009, la presidenta Cristina Fernández la ascendió al grado de general como la primera mujer que entró al Ejército argentino (Foto:Archivo)

  • Fue artífice de la Revolución de mayo que liberó a Buenos Aires y provincias bolivianas de la corona española (Foto:Archivo)

    Fue artífice de la Revolución de mayo que liberó a Buenos Aires y provincias bolivianas de la corona española (Foto:Archivo)

  • Murió en 1862 sumida en la extrema pobreza (Foto:Archivo)

    Murió en 1862 sumida en la extrema pobreza (Foto:Archivo)

Publicado 25 mayo 2014

La miliciana revolucionaria Juana Azurduy, fue una de las líderes de la antigua Republiqueta de La Laguna junto a su esposo Manuel Ascencio Padilla, en las batallas por la emancipación en el Virreinato del Río de la Plata (gobernación de Buenos Aires) en el siglo XIX.

Ambos luchadores se sumaron a la Revolución de Chuquisaca que el 25 de mayo de 1809 destituyó al presidente de la Real Audiencia de Charcas que integraba a los territorios del virreinato instaurado por la corona española.

Durante la lucha por la emancipación, estuvo al mando de Antonio González Balcarce y luego del General Manuel Belgrano, cuando enviaron expediciones a Buenos Aires y combatieron a los realistas defendiendo la zonas de Chuquisaca y las selvas que abarcaban Santa Cruz de la Sierra. Juana no claudicó en batalla, antes de morir, combatió embarazada de su quinta hija.

En 1811, Azurduy y Ascencio sufren la derrota del Ejército del Norte en la Batalla de Guaqui, los realistas comandados por José Manuel de Goyeneche, tomaron el Alto Perú, y arrebataron los ganados y propiedades de Padilla, fueron detenidos Juana y sus hijos, pero logró rescatarlos y se refugiaron en las alturas de Tarabuco, zona selvática.

Los combatientes continuaron la lucha independentista y en 1813 se pusieron al mando de Belgrano, nuevo jefe del Ejército Auxiliar del Norte, para batallar con más de 100 mil milicianos en Vicalpugio. Posteriormente, Juana Azurduy organizó el "Batallón Leales" que participó en la Batalla de Ayohuma el 9 de noviembre de 1813, que significó el retiro de los ejércitos argentinos del Alto Perú.

Mientras Padilla organizó milicianos en guerrilla para combatir contra los comandos realistas, Juana lideró la guerrilla que atacó el cerro de Potosí el 8 de marzo de 1816. Este triunfo, aunado a la victoria en el Combate del Villar, la hizo artífice de la revolución, y obtiene el rango de Teniente coronel por un decreto firmado por Juan Martín de Pueyrredón, Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

El 14 de noviembre de 1816 fue herida en la Batalla de La Laguna, su marido acudió a rescatarla y en el intento fue herido de muerte. Azurduy se cobijó en la pobreza tras la muerte de sus cuatro hijos, y en 1825 El Libertador Simón Bolívar la visitó y la ascendió a Coronel, grado que incluyó una pensión.

Murió en 1862 a los 82 años de edad, con el legado de independencia. Su restos fueron exhumados 100 años después, para ser guardados en un mausoleo que se construyó en su homenaje en la ciudad de Sucre, en Bolivia.

En 2009, la presidenta Cristina Fernández, la ascendió al grado de general, la primera mujer en ingresar al Ejército argentino.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.