• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Arleen Rodríguez Derivet, Ignacio Ramonet y Abel Prieto durante la presentación del libro. (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)

    Arleen Rodríguez Derivet, Ignacio Ramonet y Abel Prieto durante la presentación del libro. (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)

Publicado 24 abril 2014

El periodista Ignacio Ramonet afirmó que la muerte del nobel colombiano Gabriel García Márquez es un golpe a la literatura, y más por las historias "que nunca contó".

Ramonet dijo haber quedado con las ganas de que Gabo publicara el libro de las miles de conversaciones que sostuvo con el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

"Nos quedamos sin ese libro de testimonio: ojalá algún día aparezca el cajón donde guardó sus notas de esos encuentros", comentó el director de Le Monde Diplomatic a Prensa Latina.

El autor de Cien horas con Fidel resaltó la incondicional amistad del Gabo con Cuba y su Revolución, cuyas memorias nunca quiso escribir, aunque se lo pidió específicamente.

"Fue un prodigio como periodista, como escritor y como hombre de cine, es más, su prosa es cinematográfica, uno lee sus novelas como si viera una película", dijo Ramonet del recién fallecido escritor.

Asimismo recordó la admiración del autor de Cien años de soledad por los clásicos del periodismo y la literatura, como el estadounidense Ernest Hemingway, a quien Gabo solo vio una vez, en París.

Ramonet describió al Gabo como un hombre de poca vida mundana, muy modesto "pese a ser un gigante de las letras", y expresó todavía estar bajo el impacto de su desaparición.

El periodista ofreció estas declaraciones en Cuba, durante la presentación de su libro Mi primera vida, biografía de la niñez, adolescencia y juventud del Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, fruto de casi 200 horas de conversaciones grabadas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.