• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Entre los autores más reconocidos esta el grabador, ilustrador y pintor satírico William Hogarth (Foto:arthistoryspot.com

    Entre los autores más reconocidos esta el grabador, ilustrador y pintor satírico William Hogarth (Foto:arthistoryspot.com

Publicado 8 mayo 2014

Alrededor de 40 grabados ingleses que datan de los siglos XVIII y XIX, serán expuestos en Cuba desde este viernes hasta el 21 de julio próximo, anunció este jueves Carlos Fernández, encargado de la exposición.

La exposición se llevará a cabo en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, capital del país caribeño, teniendo entre los autores más reconocidos al grabador, ilustrador y pintor satírico William Hogarth (1697-1764), quien a juicio de los organizadores marcó un momento definitorio para la consolidación del arte nacional en Reino Unido.

"Mostraremos como el arte en esa etapa cumplió un papel fundamental para promover el gran desarrollo económico que tuvo el Imperio británico, que lo convirtió entonces en una de las principales potencias del mundo", agregó Fernández.

Las piezas presentes en la muestra abarcan temas como la sátira política, actividades deportivas y la exaltación de los grandes triunfos militares de la época, dijo.

Los asistentes a la exposición artística podrán apreciar, además, ejemplos del amplio catálogo de esa institución cultural, que fueron totalmente restaurados para la ocasión, concluyeron los responsables del evento.

Síntesis biográfica

William Hogarth decidió poner su arte al servicio de la sátira y la crítica social. Comenzó así la realización de series de telas sobre un mismo tema, que asimiló con representaciones teatrales, de modo que estableció un paralelismo entre cuadro y escenario, figuras y actores.

Entre sus numerosas secuencias de pinturas anecdóticas destacan La carrera de prostituta (seis escenas), La carrera de libertino (ocho escenas), Matrimonio a la moda (seis escenas) y Campaña electoral. Todas ellas se grabaron después de pintadas, lo cual contribuyó a su difusión y su éxito, que se produjo por igual en todas las capas sociales.

La riqueza de detalles y matices psicológicos, así como la intensidad dramática y el acierto compositivo contribuyeron, sin duda, a la buena aceptación de estas obras, que constituyen un punzante retrato de la sociedad inglesa de la época.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.