• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Estatua de Ernest Hemingway en Cuba junto a una fotografía con Fidel Castro.

Estatua de Ernest Hemingway en Cuba junto a una fotografía con Fidel Castro. | Foto: EFE

Publicado 2 julio 2017

Hemingway escribió la mayor parte de su obra entre 1920 y 1950 como corresponsal de guerra. Ganó el Premio Pulitzer por su novela El viejo y el mar y luego obtuvo el Premio Nobel de Literatura por su obra completa.

El escritor estadounidense Ernest Hemingway es una figura insigne que no pasa de tiempo. Toda su obra literaria, máxima expresión de su vida fue el mejor legado que dejó: autor de diez novelas, 12 libros de cuentos, relatos excelentes y periodista excepcional.

Hemingway es uno de esos personajes inolvidables que entran por la puerta ancha de la historia universal. Participó en la Primera Guerra Mundial, fue corresponsal en la Guerra Civil Española. En su condición de aventurero recorrió el mundo llevándose de cada rincón una experiencia que después dejara huella en cada una de sus letras.

>> Cinco frases inolvidables de Ernest Hemingway

El autor de El viejo y el mar fue un escritor perseverante, ícono de la literatura estadounidense, que siempre dedicaba tiempo para leer, en él siempre vivió un valiente corresponsal de guerra, referente para el periodismo mundial.

El periodismo de Hemingway


Su presencia en España como corresponsal durante la Guerra Civil y como combatiente en las trincheras de la República, le inspiró una de sus más relevantes novelas, además denuncia la muerte de centenares de excombatientes norteamericanos en los cayos de Matecumbe, y regresa al periodismo después de 10 años.

Durante la Segunda Guerra Mundial reporta el conflicto chino-japonés. Vuelve a Europa donde participa en misiones aéreas y forma parte en el Desembarco de Normandía.

>> ¿Qué leían líderes destacados de la izquierda latinoamericana?

Hemingway escribió la mayor parte de su obra entre mediados de la década de 1920 y mediados de la década de 1950, sobre todo como corresponsal de guerra. Ganó el importante Premio Pulitzer en 1953 por su novela El viejo y el mar y al año siguiente obtuvo el Premio Nobel de Literatura por su obra completa.

Simpatía con Cuba


Hemingway escogió a Cuba como su único hogar. Amó profundamente al país y a su gente. En la Isla caribeña encontró un lugar donde podía trabajar, donde podía escribir con facilidad.

>> 55 años de la muerte de un grande: Ernest Hemingway

Aunque no participó de forma directa en la Revolución Cubana, simpatizaba fuertemente con ella y con muchos de sus líderes. Durante los últimos años de la dictadura en Cuba, prestó su colaboración desde su amada Finca Vigía, razón por la cual el gobierno de los Estados Unidos lo forzara a irse de la isla caribeña.

La Habana es más fresca que la mayoría de las ciudades del hemisferio septentrional en estos meses, porque los alisios soplan desde las 10 de la mañana hasta las cuatro o las cinco del siguiente día. Ernest Hemingway, agosto de 1934.

Muchos son los referentes de su estancia en Cuba, donde creó un mundo hemingwayano; sus gestos generosos como el de "entregar" la medalla del Premio Nobel a la Virgen de la Caridad; y el carácter de museos santuarios, que adoptaron luego sus viviendas, como la propia Finca Vigía y el Hotel Ambos Mundos.

Vista interior de la Finca Vigía, residencia habanera del fallecido escritor norteamericano Ernest Hemingway. Foto: EFE
Vista interior de la Finca Vigía, residencia habanera del fallecido escritor norteamericano. Foto: EFE.

Su libro El viejo y el mar es el que más retrata un pedazo de Cuba. Los hechos suceden en Cojímar, un pueblo de pescadores donde Hemingway tenía atracado el “Pilar”, el barco en el que salía a pescar. Su fuente de inspiración, el pescador Gregorio Fuentes.

Ernest Hemingway fue uno más entre los históricos habitantes de La Habana. Su código ético, también es el de los cubanos, sin que pueda decirse de quién es originalmente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.