• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Cada paciente tiene un componente genético que permite o no que muera (Foto:Getty)

    Cada paciente tiene un componente genético que permite o no que muera (Foto:Getty)

Publicado 31 octubre 2014

Un nuevo estudio sobre la resistencia humana al virus del ébola, demuestra que los pacientes que han sobrevivido a la letal enfermedad que ha cobrado cinco mil vidas en África Occidental, es porque la infección ha reforzado su componente genético.

La clave para sobrevivir al virus del ébola es la potencia genética del organismo, puesto que algunos experimentan mayor actividad durante el contagio que refuerza la estructura de los vasos sanguíneos. 

Con mayor frecuencia el ébola resulta letal, desde que inició el brote en África Occidental a principios de año se propagó rápidamente hasta cobrar la vida de cinco mil víctimas y dejar más de 10 mil infectados, según un balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

El departamento de Microbiología de la Universidad de Washington (EE.UU.) descubrió la razón por la que algunos pacientes han sobrevivido  al virus y otros no. Insertaron la cepa Zaire de ébola (la misma que generó el brote actual) en ratones de laboratorio que mostraron tener un componente genético determinante, que no los dejó fallecer.

El resultado revelo que los ratones infectados con la cepa de ébola perdieron peso durante los primeros días, pero el 19 por ciento de los ratones no murió y recuperó su peso en las siguientes dos semanas. Mientras que el 11 por ciento resistió con defensas bajas; y al menos cuatro murieron durante el experimento.

De acuerdo con los expertos, los ratones que sobrevivieron experimentaron mayor actividad en los genes, reparación de vasos sanguíneos y la producción de glóbulos blancos que combaten las infecciones.

“Este es el primer estudio que demuestra definitivamente que los antecedentes genéticos del organismo de acogida pueden determinar la amplia gama de manifestaciones de la enfermedad. También es el primer modelo que permite vincular genes específicos a este resultado”, explicó Angela Rasmussen, coautora del estudio.

De este modo, los científicos que trabajan en el hallazgo de una cura comprenderán la base genética del virus para desarrollar mejores diagnósticos y medicamentos para evitar brotes en el futuro.

Suero curativo

Recientemente, dos estadounidenses contagiados en África consiguieron curarse con tratamientos de "medicina experimental".

Medios locales difundieron un informe en el que además de resaltar la recuperación de los dos contagiados, se señalaba que los fármacos fueron desarrollados por el Ministerio de Defensa de EE.UU., uno de los muchos "experimentos" que nunca antes se habían aplicado en seres humanos. 

El suero se llama ZMapp y fue desarrollado por la compañía de biotecnología Mapp Biopharmaceutical Inc., ubicada en San Diego (sur de EE.UU.). El suero sólo había sido probado en monos.

La empresa Tekmira, encargada de administrar el suero, firmó en 2010 un contrato con el Departamento de Defensa de EE.UU. por 140 millones de dólares, para encargarse del análisis de diagnóstico del ébola y el desarrollo de medicamentos para combatirlo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.