• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La forma humanoide del robot OceanOne tiene como propósito conectar al robot y a su piloto de forma "natural".

La forma humanoide del robot OceanOne tiene como propósito conectar al robot y a su piloto de forma "natural". | Foto: www.newsweek.com

Publicado 13 mayo 2016

El aparato humanoide explora las profundidades de los océanos y utiliza sus brazos como herramientas con las que coger y manipular objetos bajo el agua.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford (EE.UU) inventó un robot humanoide diseñado y construido para explorar las profundidades marinas.

El aparato fue construido por Oussama Khatib y tiene forma de humano e incluso cuenta con la incorporación de dos brazos artificiales.De acuerdo con los investigadores, “a diferencia de los humanos, el humanoide OceanOne no utiliza los brazos para impulsarse por el agua; los utiliza como herramientas con las que coger y manipular objetos bajo el agua”.

Las extremidades inferiores son sustituidas por “un sistema de propulsión con hélices y timón similar a los utilizados en los minisubmarinos de exploración oceanográfica”.

>> Presentan en Berlín el primer robot humanoide para hoteles

“La combinación le otorga un inconfundible aspecto de sirena”, comentaron los investigadores.

“Su capacidad y su eficiencia a la hora de moverse y desplazarse bajo el agua es muy inferior a la que exhibe cualquier tipo de pez o escualo o raya, por mencionar algunos ejemplos. Sin embargo la forma humanoide del robot OceanOne tiene como propósito conectar al robot y a su piloto de forma natural”, explicó la empresa.

Para conectar con el piloto, OceanOne recurre a la tecnología háptica que devuelve al piloto determinadas sensaciones relacionadas con el manejo del robot y propias de bucear, a partir de los datos obtenidos por los sensores instalados en el OceanOne, informó El País.
Las manos del robot disponen de sensores de fuerza en cada articulación principal, de modo que, cuando una mano del robot toca o recoge un objeto, la resistencia captada por esos sensores se traslada al control remoto del piloto.
La persona que lo maneja siente si el robot está tocando una superficie dura o blanda o si está cogiendo algo ligero o pesado. "En el futuro los dedos estarán cubiertos con sensores táctiles", explica la empresa.

>>  Prueban el primer robot vigilante  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.