• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Con esta imagen satelital muestra el atlas la localización del caso de Monsanto en Argentina. (Foto: EJ Atlas)

    Con esta imagen satelital muestra el atlas la localización del caso de Monsanto en Argentina. (Foto: EJ Atlas)

Publicado 20 marzo 2014

Un grupo de organizaciones de justicia ambiental hizo posible la creación de un mapa mundial de conflictos ecológicos, de los cuales más de 300 son de América Latina.

Son miles los conflictos que afectan a muchos países y están fundamentalmente generados por la creciente demanda de energía y recursos naturales. Los más perjudicados por éstos son los latinoamericanos.

Esas son algunas de las conclusiones de esta plataforma interactiva, producto del trabajo de un equipo internacional de expertos coordinados por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universidad Autónoma de Barcelona, España.

"El Atlas muestra cómo los conflictos ecológicos están aumentando en todo el mundo, por demandas de materiales y energía de la población mundial de clase media y alta”, comentó Joan Martínez Alier, director del proyecto europeo de organizaciones de justicia ambiental Ejolt (Environmental Justice Organizations, Liabilities and Trade) que hizo posible este mapa.

Martínez señaló además que "las comunidades que reciben el mayor impacto de los conflictos ecológicos son pobres, a menudo indígenas, y no tienen poder político para acceder a la justicia ambiental y a los sistemas de salud".

Creado con la colaboración de activistas y académicos, el inventario de casos medioambientales permite a los usuarios buscar y visualizar los conflictos por tipo de material (ya sea minerales, hidrocarburos, agua o desechos nucleares), compañías involucradas y países.

En América Latina, el mayor número de casos documentados por el atlas se distribuyen entre Colombia (72), Brasil (58), Ecuador (48), Argentina (32), Perú (31) y Chile (30).

La iniciativa, que contó con la participación de 23 universidades y organizaciones de justicia ambiental de 18 países, tiene varios objetivos, entre los que se encuentra el de hacer accesible la información y dar más visibilidad a estas disputas.

Sus creadores esperan que nuevas organizaciones civiles y expertos en áreas específicas contribuyan para ir cubriendo de puntos los espacios y regiones que aún están vacíos.

El Atlas fue presentado este miércoles en Bruselas, en la Delegación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.