• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En agosto se llevará a cabo el acostumbrados desfile que deleita a los llamados paisas (habitantes de Antioquia y otros departamentos).

En agosto se llevará a cabo el acostumbrados desfile que deleita a los llamados paisas (habitantes de Antioquia y otros departamentos). | Foto: Archivo

Publicado 26 mayo 2015

La edición número 58 del acostumbrado Desfile de Silleteros en Medellín (Antioquia), mantendrá este año su acostumbrada ruta, la cual corría el riesgo de ser cambiada por el trabajo de obras que se llevan a cabo en la ciudad.

La Corporación de Silleteros de Santa Elena (corregimiento de Medellín), de Colombia, celebró este martes la confirmación de que este 2015 mantendrán la ruta que han venido realizando en los últimos años en el Desfile de Silleteros en Medellín (Antioquia).

Se trata de una famosa marcha de flores en silletas, patrimonio cultural de Colombia, que tendrá como sede en agosto próximo el poblado de Santa Elena, cuyos cultivadores acondicionan plantíos y canastas para el esperado espectáculo.

El asentamiento, situado a 12 kilómetros de la ciudad de Medellín, es reconocido internacionalmente por su gran feria, en la cual unos 500 lugareños exhiben en estrechas calles y plazas atractivos arreglos con plantas florecidas.

La confirmación de la ruta fue dada a conocer por el presidente de la corporación, Óscar Atehortúa Ríos, quien expresó que en las reuniones organizativas efectuadas hasta el momento con la Alcaldía no se habían hecho cambios en el recorrido, pese a que se ejecutan obras en el tramo donde se realiza el desfile, entre el puente de Guayaquil y San Juan.

 

“Hasta ahora se mantiene. Es un recorrido ideal y plano”, sostuvo Atehortúa, quien indicó que la procesión de este año, que llega a su edición número 58, se realizará el próximo 9 de agosto. Una de las nuevas sorpresas es que los cerca de 500 silleteros tendrán un nuevo atuendo típico.

El Desfile de Silleteros es una tradición que data de 1957, cuando hombres y mujeres de la zona decidieron mostrar públicamente la diversidad de flores del lugar y el fruto del trabajo esmerado de los cultivadores, pues hasta el momento solo se usaba para adornar los altares de las iglesias o las viviendas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.