• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El brazo funciona gracias a señales neuronales. Este prototipo aún está en fase de desarrollo.

El brazo funciona gracias a señales neuronales. Este prototipo aún está en fase de desarrollo. | Foto: imperial.ac.uk

Publicado 6 febrero 2017

Para controlar la prótesis, la persona que lo lleva debe imaginar maniobras simples. El sensor de esta tecnología interpreta las señales eléctricas y las maneja como órdenes.

Un conjunto de científicos desarrolló una nueva tecnología que permite a brazos protésicos detectar señales provenientes de nervios de la médula espinal, informó este lunes la revista científica Nature.

Para controlar la prótesis, la persona que lo lleva debe pensar como si estuviera controlando un brazo fantasma e imaginar maniobras simples. El sensor de esta tecnología interpreta las señales eléctricas enviadas por las motoneuronas (células nerviosas de la médula espinal encargadas de controlar los músculos del cuerpo) y las maneja como órdenes.

>> Patas biónicas le permiten a un gato caminar en Bulgaria

Actualmente, alrededor del 50 por ciento rechaza los brazos robóticos existentes en el mercado, al ser capaz únicamente de asimilar muy pocas órdenes.

En vista de la poca fiabilidad de esos productos, el líder del equipo que desarrolló el estudio, Darío Farina afirmó que "Esta tecnología es capaz de detectar y decodificar señales más claramente, lo que abre la puerta a la posibilidad de que las prótesis robóticas de brazos sean mucho más intuitivas y útiles para los pacientes".

Farina, junto con un equipo de expertos de Europa, Canadá y Estados Unidos, llevó a cabo el experimento en seis voluntarios que padecían amputaciones del brazo desde el hombro o desde el codo.

Después de un tratamiento de fisioterapia los voluntarios eran capaces de realizar un abanico de movimientos mucho más amplio del que serían capaces de realizar con una prótesis convencional.

Los responsables consideran que aún hay que refinar esta técnica, pero que podría estar en el mercado en los próximos tres años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.