• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rousseff, Silva y Neves lideran las encuestas en Brasil.  (Foto: Efe)

Rousseff, Silva y Neves lideran las encuestas en Brasil. (Foto: Efe) | Foto: Efe

Publicado 1 septiembre 2014

El 5 de octubre Brasil elige nuevo presidente. Con más de 140 millones de votantes a los que llegar, Dilma Rousseff, la actual presidenta del país-potencia,  se perfila como gran favorita.  En segundo lugar, Marina Silva, una exaliada del líder del PT, Luiz Inácio Lula da Silva, intenta por segunda vez consecutiva el favor del pueblo.  Aécio Neves, exparlamentario y exgobernador está de tercero.

Dilma Rousseff. (Partido de los Trabajadores – PT). 

Es la actual presidenta del país y candidata a la reelección.  De profesión economista, Rousseff sucedió a Luiz Inacio Lula da Silva, quien abrió en 2003 a la izquierda el poder en el país.

Según las encuestas, Dilma Rousseff vencería en los comicios del 5 de octubre.  

En el primer debate televisado, Dilma Rousseff defendió la cooperación de su país con Latinoamérica, en especial con Cuba.

“Brasil tiene condiciones para hacer una política de apoyo a América Latina que beneficia al país y a sus empresas” señaló la presidenta cuando fue cuestionada sobre el apoyo económico otorgado a Cuba para la construcción del megapuerto de Mariel, que construye la empresa brasileña Odebrech.

“Considero que las relaciones internacionales pasan por una política en la que Brasil asume la responsabilidad de ser la mayor potencia regional de América Latina”.

Rousseff insiste en reforzar la educación como base para el desarrollo del país.

“La educación hoy es nuestro camino para el futuro (...) la educación va a permitir que nos transformemos cada vez más en un país de clase media, y que tengamos mayores empleos, que tengamos estímulos mayores para los emprendedores, que tengamos más innovación y más producción científica y tecnológica (...) al mismo tiempo más seguridad, más salud y también una infraestructura de transporte adecuada a Brasil (...) quiero decir, yo tengo certeza que la educación es un camino para garantizar también mayor productividad”, ha dicho.

También ha sido criticada por el plan social “Más médicos", que incluye actualmente a 11.456 profesionales cubanos.  Los críticos consideran que esto coloca en desventaja  a los trabajadores de la salud brasileños.

“La verdad intentamos contratar médicos brasileros, no fue el número suficiente, después intentamos contratar médicos formados por Brasil en cualquier nacionalidad, también no obtuvimos un número suficiente (...) recurrimos entonces a  la Organización Panamericana de la Salud y recibimos los médicos cubanos, en número suficiente (...) hoy 50 millones de brasileños y brasileñas tenemos más salud a causa de ese programa”.

En casi cuatro años de gobierno, Rousseff ha continuado con el desarrollo de políticas sociales inclusivas en el área de salud, vivienda, alfabetización, alimentación, deporte, entre otras áreas.

Maria Osmarina Marina Silva Vaz de Lima,  o simplemente, Marina Silva (Partido Socialista de Brasil). 

Es la última candidata que se suma a la carrera por la Presidencia de Brasil, tras asumir en agosto el puesto dejado por Eduardo Campos, fallecido en un accidente aéreo.  

Exmiembra del PT, fue ministra de Medio Ambiente de Lula da Silva hasta 2008. En 1994 fue elegida como senadora por el PT, en representación del estado de Acre.

Se desincorporó del partido de los Trabajadores en 2009 para ingresar al Partido Verde.

Este es su segundo intento por ganar en unas presidenciales, luego de haber sido derrotada en primera vuelta en las elecciones de 2010, dónde sólo obtuvo el 19,3% de los votos.

Silva ha dicho que su partido ya tiene un programa de Gobierno estructurado, que se centrará en atender las “necesidades estratégicas” de Brasil.

“Tenemos un programa que fue debatido con la sociedad en defensa de la salud, educación, seguridad pública, infraestructura para atender las necesidades estratégicas de nuestro país".

Marina y el agronegocio

En plena campaña electoral, diversos movimientos sociales, señalan a Marina Silva como colaboradora del gran capital privado de la agroindustria brasileña.

Nicole Oliveira, coordinadora de la ONG 350, dijo a teleSUR que el discurso ambientalista de Silva debe analizarse con cuidado “para que no sea solo una máscara que ellos usan para protegerse desarrollando el mismo modelo de crecimiento, que es destructivo”.

Grandes capitales del agronegocio son representados por la bancada ruralista, un poderoso sector que trasciende la estructura partidaria y se opone a los derechos indígenas y leyes contra crímenes ambientales y trabajo esclavo.

“Esa bancada defiende los intereses más retrógrados posibles. Se oponen a leyes contra el trabajo esclavo, defiende el latifundio, la concentración de tierras y crea obstáculos a la propia democracia”, dijo en entrevista para teleSUR, Ricardo Rezende, profesor de la Universidad Federal Rio de Janeiro.

La ONG 350 lanzó la campaña "No Vote Ruralistas" para alertar sobre los peligros del agronegocio por detrás de los candidatos.

 

“Para poder ser elegida ella está haciendo alianzas con todo el mundo, inclusive intentando hacer una alianza con el agronegocio que no confía en ella”, Ricardo Rezende.

Marina Silva sorprendió porque ya fue autora de un proyecto de ley que prohibía el uso de transgénicos en Brasil, permitiéndolos solamente para experimentos científicos. En el primer debate presidencial dijo que estaba a favor de traer transgénicos.

El colaborador de teleSUR en Rio de Janeiro, Ignacio Lemus, reportó que la candidata opositora, conocida por su discurso verde, hoy es financiada por transnacionales del agronegocio. Su candidato a vicepresidente, Beto Albuquerque, es un histórico defensor de ese sector económico.

En las elecciones del 2010, Guilherme Leal, copresidente de la empresa de cosméticos Natura, fue candidato a vicepresidente de Marina Silva y hoy está entre sus principales financiadores.

Aécio Neves.  Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB). 

Es político y economista.  Fue gobernador del estado de Minas Gerais desde 2003 a 2010, cuando renunció para lanzarse como senador.  Fue electo a ese cargo legislativo por la misma región en 2011.

Es nieto del expresidente Tancredo Neves, quien murió en 1985 sin poder asumir el cargo ante el Congreso tras unas complicaciones en el abdomen.

Fue por cuatro períodos representante de Minas de Gerais en la Cámara de Diputados. También ejerció en la Asamblea Nacional Constituyente de vicepresidente de la Comisión de Soberanía y de Derechos y Garantías del Hombre y de la Mujer y propuso la enmienda que establece el derecho de voto a partir de los 16 años de edad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.