• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según la inscripción de la urna, el 22 de junio de 1013 dos monjes enterraron los restos de Buda.

Según la inscripción de la urna, el 22 de junio de 1013 dos monjes enterraron los restos de Buda. | Foto: ancient-origins.es

Publicado 17 noviembre 2017

Los huesos se encontraron en una caja de cerámica con una inscripción que afirma que pertenecen a Buda, que se cree que murió hace 2.500 años. 

Los arqueólogos descubrieron unos restos mortales incinerados que podrían pertenecer a Buda Gautama en el interior de una urna de cerámica en Jingchuan, Gansu, China (noroeste).

El equipo de arqueólogos, dirigidos por Hong Wu, del Instituto Provincial de Reliquias Culturales y Arqueología de Gansu, determinó que la urna podría tener más de 1.000 años de antigüedad.

Los huesos se encontraron en una caja de cerámica con una inscripción que afirma que pertenecen a Buda, que se cree que murió hace 2.500 años. Según la inscripción de la urna, el 22 de junio de 1013 dos monjes enterraron en ella los restos de Buda. Los arqueólogos también encontraron 260 estatuas budistas.

"Los monjes Yunjiang y Zhiming de la Escuela Lotus, que pertenecieron al templo Mañjusri del monasterio Longxing en la prefectura de Jingzhou, reunieron más de 2.000 piezas de sarira (reliquias budistas), al igual que los dientes y huesos de Buda, y los enterraron en la sala Mañjusri de este templo", reza la inscripción.

Es imposible comprobar si los restos encontrados pertenecen a Buda, pues en los últimos años varios descubrimientos arqueológicos en China también dieron con restos humanos junto a inscripciones de Buda, como unos huesos de cráneo hallados en el interior de un cofre de oro en Nanmjing (oeste).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.