• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  •  De Orinoca al Palacio Quemado: Evo Morales en la intimidad
  •  De Orinoca al Palacio Quemado: Evo Morales en la intimidad
  •  De Orinoca al Palacio Quemado: Evo Morales en la intimidad
  • Evo Morales estuvo a punto de morir durante el parto, revela "Mi vida, de Orinoca al Palacio Quemado". (Foto: elpais.com)

    Evo Morales estuvo a punto de morir durante el parto, revela "Mi vida, de Orinoca al Palacio Quemado". (Foto: elpais.com)

  • Semblanza biográfica del presidente Evo Morales llega a todos los bolivianos en ediciones preparadas para chicos y para grandes. (Foto: univisionsandiego.com)

    Semblanza biográfica del presidente Evo Morales llega a todos los bolivianos en ediciones preparadas para chicos y para grandes. (Foto: univisionsandiego.com)

Publicado 6 mayo 2014

¿Cómo un niño nacido en uno de los pueblos más pobres del Antiplano boliviano llegó a ser el hombre más importante de Bolivia? Esta interrogante la puedes descifrar en "Mi vida, de Orinoca al Palacio Quemado", el retrato íntimo del presidente Evo Morales que en sus 369 páginas llenas de pasajes, humanizan a uno de los hombres más influyentes de América Latina.

La obra, de Iván Canelas Alurralde, exvocero del Mandatario y periodista de larga trayectoria, hace énfasis en los guiños del destino que permitieron a un humilde campesino adentrarse en la política y copar espacios de influencia, que hasta hace poco eran ocupados en su mayoría por profesionales de clase alta o de clase media.

Para llegar a la historia de Evo Morales, Canelas Alurralde tuvo que viajar hasta la región donde creció el dignatario para recopilar los recuerdos de sus conocidos y familiares. Igualmente, buceó en las hemerotecas y tuvo que lidiar con la apretada agenda gubernamental para concretar las entrevistas que dan forma a esta obra vívida y sencilla.

El escritor, cuya voz se pierde totalmente en el relato para ceder el protagonismo al Presidente, revela en el texto que Morales estuvo a punto de morir durante un parto. Su madre, María Ayma Mamani, estaba desangrándose y sus más allegados, para evitar que se desmayara, tuvieron que cocer pan en una olla de barro.

“Olí nomás y sin pujar ha nacido la guagua —le contó después María a su hija Esther, hermana de Evo—. Cuando comí, como ‘cuete’ ha bajado”, agregó.

En esta narrativa, también puedes conocer ¿Por qué Evo? “Tenía que llamarme Luciano o por lo menos Evaristo, según lo determina el Calendario Bristol para los nacidos el 26 de octubre. Pero ambos nombres eran demasiado largos para mi padre. Al final se decidió por Evo y para que éste fuera mi nombre tuvo que discutir con el cura”.


Evo en todas sus facetas

"Mi vida, de Orinoca al Palacio Quemado" muestra a un Evo Morales migrante en Argentina vendiendo helados mientras su padre trabajaba en la zafra de caña; a un Evo Morales ladrillero; a un Evo Morales trompetista; a un Evo Morales, en definitiva, que tuvo que enfrentarse una y otra vez a la escasez de recursos y oportunidades. “Hasta mis 14 años no conocí la ropa interior”, recuerda él en uno de los capítulos más álgidos del texto, que está plagado de momentos emotivos.

La obra también hace un intenso repaso fotográfico que traslada a un sinfín de escenarios importantes: a la casa del Presidente en Orinoca, donde aún se conservan los muebles de cocina y el mechero con el que alumbraba sus noches; a las canchas de juego donde cultivó su amor por el fútbol; y a los lugares en los que fue herido varias veces durante la época en que se reprimía sistemáticamente a los productores de hoja de coca.

En la última parte del libro Evo Morales narra las presiones a las que fue sometido mientras peleaba en contra de los abusos en el trópico de Cochabamba (norte), analiza la crisis social de 2003, que dio lugar a la salida de Gonzalo Sánchez de Lozada de la presidencia, y da su punto de vista sobre los gobiernos que le precedieron.


"Mi vida, de Orinoca al Palacio Quemado" finaliza con una anécdota relacionada con el Comandante y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, quien le había regalado a Morales una réplica de la espada de El Libertador Simón Bolívar y, tres años después de que le hiciera aquel presente, Evo halló el estuche vacío: alguien se la había llevado sin que se diera cuenta.

Esta semblanza biográfica del presidente Evo Morales llega a todos los bolivianos en ediciones preparadas para chicos y para grandes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.