Hillary Clinton: promesa o desilusión | Blog | teleSUR
23 abril 2015
Hillary Clinton: promesa o desilusión

La ex Secretaria de Estado de gobierno de Barack Obama se postula para el Nuevo ciclo electoral  2016.

Clinton busca convertirse en la primera presidenta de EE.UU.

El domingo 12 de Abril, Hillary Clinton anunció que volverá al camino presidencial. Su anuncio lo hizo mediante un video  de dos minutos, donde aparecen trabajadores, ancianos, mujeres, representando a minorías. Esas minorías que justamente votaron  al presidente Obama y todavía esperan muchas promesas incumplidas, como aumento salarial, reforma migratoria, mejoras en la educación y salud.

Seguramente la candidata Clinton, volverá a repetir estas promesas y asegurará que ella es la indicada  para el logro de las mismas; palabras respaldadas en la frase del video: “Cada día los americanos necesitan  un campeón y yo quiero ser ese campeón”.

Podríamos decir que posee suficientes  fuerzas para ser campeona. Así lo demuestra su trayectoria política. Egresó de la Universidad de Yale en 1974, donde recibió el  de doctorado  en leyes, y desde allí continuó una carrera brillante; en 1975, 1979, 1988 y 1991 se destacó entre los 100 abogados más influyentes de Estados Unidos. En 2000 y 2006 representó como Senadora al Estado de Nueva York, y en 2007 se lanzó a la carrera presidencial donde perdió con Barack Obama, quién   en 2008 la designó como Secretaria de Estado de su primer mandato presidencial.

En su rol de primera dama, intervino en políticas sociales y a pedido del presidente Bill Clinton, intentó llevar a cabo la  reforma de salud, que no fue aprobada. A pesar de los sucesos acaecidos en torno a relaciones extramaritales de su esposo, Bill Clinton, Hillary no dejó que esos sucesos la empañaran  y siguió  su carrera política.

El matrimonio Clinton tuvo el apoyo de grandes mayorías desde sus comienzos, comparada quizás a los respaldos de la familia Kennedy. Rodeados de una imagen y aura que permanecía intacta a pesar de escándalos políticos, económicos y maritales.

Quizás porque representaban a aquellos inmigrantes irlandeses que vinieron a este país e hicieron dinero, construyeron brillantes carreras y siempre mantuvieron sus vínculos familiares; valores que todavía convocan y persiguen millones de norteamericanos, e increíblemente unifica “imaginariamente”, tanto a trabajadores empresarios y corporaciones.

Habría que ver, si algunos de estos grupos, son capaces de acompañar a la candidata Clinton en el 2016. Después de la crisis del 2008, Estados Unidos no es el mismo; miles salen a las calles a protestar contra el racismo, la brutalidad policial y reclaman por el aumento del mínimo salarial. Mientras tanto, el Congreso con mayoría republicana, presenta proyectos para exenciones tributarias de 269 mil millones de dólares que beneficiaría al 0,2% de los más ricos, así como la eliminación de impuestos a las propiedades valuadas en más de  5 millones de dólares. El partido Demócrata, por el otro lado, con el presidente Obama, ha hecho muy poco para complacer a los más desposeídos.

Qué caminos seguirá  Hillary Clinton para acceder a la presidencia

En el 2008, perdió porque no supo o no pudo llegar a las minorías, cosa que si hizo su contrincante Obama, que por ser afroamericano y provenir de un origen humilde, convocó a negros y pobres, quienes se identificaron y votaron por él.

Hillary sabe que tiene que ganar esa porción del electorado, si quiere llegar a la presidencia, y por si no supiera, dos senadores cercanos al discurso más liberal del Partido Demócrata, se lo recuerdan y le reclaman que levante su voz por cuestiones concretas, como es el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP). Tanto Elisabeth Warren, representante del Partido Demócrata por Massachusetts y el Independiente Berni Sanders, quién representa a Vermont, expresan que “este tratado perjudicaría la soberanía del país y ayudaría a los ricos a volverse más ricos’’.

No será un camino sencillo para la ex secretaria de estado llegar a la Casa Blanca en el 2016; no solo recibe exigencias desde el ala liberal de su partido, también es criticada por la derecha Republicana, a través de políticos, periodistas y escritores, como Peter Schweizer, quién escribió Clintons’Cash (El Dinero de los Clinton), libro, en donde se acusa a la fundación del matrimonio Clinton de haber recibido dinero de corporaciones extranjeras a cambios de favores políticos, cuándo Hillary Clinton, era Secretaria de Estado.

Con tantas dificultades para enfrentar, habrá que ver si la candidata Clinton, podrá ser “campeona y ganar algún campeonato”’, o simplemente seguirá en espera de algún otro título.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Periodista y Psicóloga argentina residente en Nueva York. Investigadora de temas migratorios y de género. Realizadora de exposiciones artísticas sobre fenómenos migratorios, identidad y cultura.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.