• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Singer puede presentarse como la cara visible de la disputa entre la Argentina y los fondos buitre -o litigio de deuda- que compraron deuda soberana en default y reclaman el pago total de esos bonos. (Foto: Efe)

Singer puede presentarse como la cara visible de la disputa entre la Argentina y los fondos buitre -o litigio de deuda- que compraron deuda soberana en default y reclaman el pago total de esos bonos. (Foto: Efe)

Publicado 16 junio 2014

Paul Singer tiene casi 70 años y es el fundador y presidente de Elliot Management Corporation, una empresa comercial con sede en Nueva York (EE.UU.) que fue lanzada en 1977 con apenas un millón de dólares de capital. Nadie anticiparía que, posteriormente, sus activos crecerían a aproximadamente u$s 23 millones en la actualidad.

Paul Singer tiene casi 70 años y es el fundador y presidente de Elliot Management Corporation, una empresa comercial con sede en Nueva York (EE.UU.) que fue lanzada en 1977 con apenas un millón de dólares de capital. Nadie anticiparía que, posteriormente, sus activos crecerían a aproximadamente u$s 23 millones en la actualidad.

Singer puede presentarse como la cara visible de la disputa entre la Argentina y los fondos buitre -o litigio de deuda- que compraron deuda soberana en default y reclaman el pago total de esos bonos. Estos representan un escaso porcentaje de los tenedores de bonos que no entraron a los tres canjes de deuda que ofreció Argentina en los años 2005, 2010 y 2013.

Singer también es parte del consejo de la administración de la Escuela de Medicina de Harvard y de la revista Commentary, y él es el presidente del Manhattan Institute for Policy Research, Inc. Elliot Management es, a su vez, propietario de NML Capital, el fondo buitre que consiguió este lunes que la Corte Suprema de Justicia de EE.UU. no aceptara la apelación argentina contra de los bonistas que no aceptaron los canje de deuda en default.

Previamente, el fondo NML Capital logró embargar en 2012 la Fragata Libertad, mientras estaba anclada en un puerto del país africano Ghana.

Este lunes, a través de un breve comunicado el fondo NML, de Paul Singer, se refirió a la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de rechazar la apelación argentina contra la demanda de los holdouts: "La Corte más importante de Estados Unidos ha hablado. Ahora es hora de que Argentina honre sus compromisos con sus acreedores con lo que se beneficiará tanto a los tenedores de bonos como a la economía del país en su emplazamiento internacional".

Singer lleva décadas especializándose en comprar deuda de países como Perú o Congo cuando su valor se encuentra depreciado para después reclamar un precio mucho más elevado. Hizo lo propio con Argentina luego que declarara el default en 2001.

Desde hace algunos años, Singer se ha convertido en la piedra en el zapato del Gobierno de Argentina. Cada vez que en la Casa Rosada se prepara un viaje se tiene muy presente que los despachos de abogados de Singer permanecen al acecho.

Cuando la presidenta Cristina Fernández viaja a Estados Unidos, la chequera -de largo aliento- de Singer ya ha pagado con antelación a jóvenes que reparten folletos contra la política del Gobierno de la nación suramericana en el sitio donde ella se presenta.


Por: teleSUR

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.