El neoliberalismo y la democracia, dos realidades antagónicas | Análisis | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El neoliberalismo y la democracia, dos realidades antagónicas

| Foto: teleSUR

Publicado 26 enero 2015

La fase neoliberal del capitalismo contradice los postulados fundamentales de la democracia y los derechos humanos, dado su carácter predador y violento organizado para el beneficio del capital y las ganancias, fue la conclusión de los participantes en el Foro Neoliberalismo y Derechos Humanos organizado por la Defensoría del Pueblo de Venezuela y teleSUR.

Con la participación de luchadores latinoamericanos por los Derechos Humanos (DD.HH.) se celebró en Caracas, capital de Venezuela, el foro Neoliberalismo y Derechos Humanos: Hablan las víctimas organizado por la Defensoría del Pueblo de Venezuela y teleSUR. Un evento caracterizado por la crítica al capitalismo y su fase neoliberal como modelo impuesto a la región a través de la fuerza y que significó la violación sistemática de los DD.HH., la represión, la desaparición forzada y el asesinato de miles de personas en la región y el mundo.

El foro contó con la participación del Defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Sabb; Piedad Córdoba, luchadora por los DD.HH. y por la paz en Colombia; Camila Donato, diputada chilena y exdirigente estudiantil; Carlos Fazio, profesor de la Universidad Autónoma de México y Elia Oliveros, docente, investigadora, quien fuera víctima del asesinato de su esposo Carlos Hernández Arzola, fallecido en la masacre de Cantaura durante el gobierno del expresidente venezolano Luis Herrera Campins.

En Venezuela se inauguró la figura del desaparecido político

El defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, anfitrión del evento, destacó que la imposición del modelo neoliberal significó la imposición de la hegemonía de los sectores económicos, la banca y los militares, así como la eliminación de los derechos sociales a la ciudadanía.

De acuerdo con el Defensor, en Venezuela, en los años 60’, 70’ y 80’, en el contexto del llamado Pacto de Punto Fijo, un acuerdo de elites, “inauguró la figura del desaparecido político y la violación masiva de los DD.HH.”, una práctica que se hizo común durante los gobiernos de Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Rafael Caldera.

En los llamados Teatros de Operaciones Contraguerilleros se practicó la desaparición forzada, la eliminación del enemigo interno; lo que aunado a la suspensión de las garantías constitucionales llevaron a la desaparición de entre mil y 3 mil venezolanos, mientras los gobernantes hablaban de “democracia”. Métodos aprendidos en la tristemente célebre Escuela de las Américas, de los Estados Unidos.

William Saab recordó hechos como la desaparición y asesinato de Alberto Lovera, lanzado al mar atado a una cadena; las masacres de Cantaura y El Amparo, así como el Caracazo en 1989, hitos que marcan la política represiva de la derecha venezolana; que tuvieron un viraje con la llegada del presidente Chávez y la promulgación de la Constitución Bolivariana, una de las más avanzadas en materia de DD.HH. en el mundo.

El defensor del pueblo llamó a la defensa de los DD.HH. desde una perspectiva democrática, lo que implica luchar contra el neoliberalismo, desde donde primero se violan las garantías de los pueblos.

Represión para imponer el Neoliberalismo en el mundo

El profesor Carlos Fazio puntualizó que en el Consenso y post Consenso de Washington, la llamada Doctrina del Shock (denunciada por Naomi Klein), así como las Doctrina de la Seguridad Nacional, fueron los ejes articuladores, la caja de herramientas, que se aplicó como mecanismo disciplinador para imponer el neoliberalismo en el mundo.

De acuerdo con el investigador uruguayo, fue durante la Guerra de Argel y las luchas por la liberación de Argelia, cuando las fuerzas de seguridad francesas impusieron un régimen de terrorismo de Estado con tres componentes: las ejecuciones sumarias, torturas y la desaparición forzada de la oposición política revolucionaria. Posteriormente el método fue “aprendido” por el gobierno de EE.UU. para su aplicación en América Latina y el mundo.

Fazio considera que la presencia del expresidente Vicente Calderón, constituye una afrenta contra la Revolución Bolivariana y su pueblo, debido a que en México, y durante su presidencia, hubo masivas violaciones a los DD.HH., desapariciones forzadas y masacres. Los más recientes casos ha sido el de Tlatlaya y Ayotzinapa.

Derechos humanos y capitalismo, dos procesos antagónicos

Por su parte, la defensora de DD.HH. y por la paz, la exsenadora Piedad Córdoba resaltó la visión estratégica y futurista de Hugo Chávez; así como la lucha histórica, la gesta de la humanidad y su sacrificio por conquistar sus derechos.

La defensora de DD.HH. opina que hablar de ese tema significa hablar y luchar por la democracia, la libertad, la soberanía, así como los derechos económicos, sociales y medio ambientales para asegurar la vida. El neoliberalismo es un sistema inhumano, afirmó Córdoba; y agregó que, “la libertad de empresa es la negación de los derechos de los demás”.

“Un enfrentamiento entre el terrorismo capitalista contra los derechos humanos”, precisó la exsenadora quien coincidió con el investigador Renán Vega Cantor en calificar a los economistas neoliberales como “criminales de guerra”.

Recordó Piedad Córdoba el inició en Chile de Pinochet de la aplicación del neoliberalismo, su coincidencia con las dictaduras del cono sur del continente, así como su aplicación en Gran Bretaña y EE.UU., con el resultado del desmonte del Estado de Bienestar y los logros de los derechos laborales.

Para la exsenadora colombiana el fenómeno del paramilitarismo, su consolidación en Colombia y su expansión en América responden al interés de los sectores económicos de instaurar el neoliberalismo y controlar los ingentes recursos humanos en la región. Recordó que en el caso de Venezuela los factores del capital aspiran a manejar el petróleo, pero que igual su interés se extiende a bienes naturales como el agua del Acuífero Guaraní y la biodiversidad. Un modelo que sólo lleva a ampliar la desigualdad en contra de las grandes mayorías como demuestra el reciente informe de Oxfam sobre la desigualdad en el mundo.

Finalmente Piedad Córdoba llamó a defender el legado de la Revolución y su ejemplo, a la filosofía del Buen Vivir, así como a defender el derecho de los pueblos a la educación, la salud, el sufragio universal, la educación y la salud, que sólo garantiza el pueblo en el poder.

El capitalismo siempre es salvaje

El evento lo cerró la educadora Elia Oliveros, quien señaló que el capitalismo siempre es salvaje, depredador. En su opinión el neoliberalismo profundiza de una manera atroz la violación de los derechos y la muerte.

Oliveros denunció que en Venezuela se aplicaron los llamados Falsos Positivos, antes que en Colombia, en los años 60’, cuando los gobiernos de turno procedieron a desaparecer a campesinos y presentarlos como “guerrilleros”.

La investigadora, esposa del luchador social Carlos Anzola, asesinado por la pseudodemocracia venezolana, previa a la llegada de Chávez, destacó el modelo capitalista naturaliza la tortura y el asesinato para mantenerse en el poder.

La defensor de DD.HH. llamó a promover la Ley contra el silencia y el olvido en Venezuela que permita hacer una revisión histórica de la represión en Venezuela en los años 60’ al 80’ y alcanzar la justicia; algo que sólo puede alcanzarse en Revolución.

Piñera no tiene moral para hablar de DD.HH.

"No puede Sebastián Piñera hablarle de Derechos Humanos a Venezuela y darle cátedra al Gobierno Bolivariano de esa materia porque cuando él fue Presidente, fue incapaz de otorgar educación gratuita y de calidad a millones de estudiantes que salimos a las calles a pelear por nuestra dignidad", expresó la diputada chilena Camila Donato, durante su participación en el foro.

La defensora de Derechos Humanos exhortó al pueblo venezolano a no dejarse amedrentar por Piñera. "No se dejen intimidar porque Piñera viene a darle clases de democracia porque en Chile miramos con profunda admiración el proceso que ustedes han llevado. En Chile mientras exista esta institucionalidad, un chofer de bus no podrá ser Presidente, jamás un comandante en jefe estará defendiendo al pueblo chileno".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.