• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) fue el encargado de desalojar a las familias de sus casas.

El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) fue el encargado de desalojar a las familias de sus casas. | Foto: @AlirioUribeMuoz

Publicado 9 diciembre 2015

La comunidad Tamarindo permaneció refugiada en El Mirador, al norte de Colombia desde hace más de 10 años.

Congresistas, organizaciones humanitarias y activistas rechazaron este miércoles el desalojo de la comunidad Tamarindo, desplazados por el conflicto armado, quienes permanecían refugiados en el predio El Mirador, dentro de la caribeña localidad de Barranquilla, al norte de Colombia.

El Legislador Alberto Castilla y el parlamentario por la convergencia de izquierda Polo Democrático Alternativo, Alirio Uribe expresaron a través de sus cuentas en Twitter el rechazo al desalojo ejecutado con la participación del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

La determinación de expulsarlos está sustentada en un reciente fallo que otorga los derechos sobre la tierra a la empresa Inversiones Agropecuarias Los Turpiales y ordenó a los ocupantes dejar de buena fe el sitio, donde permanecen desde hace más de 10 años.

Sepa» FARC piden perdón por la masacre de Bojayá

 

 

 

 

Ante la situación la comunidad exigió a las autoridades competentes la confección de un plan de reubicación para los pobladores que cumpla con los requisitos constitucionales de seguridad, voluntariedad y dignidad, petición sin respuesta aún, precisó una declaración de la Comisión Intereclesial Justicia y Paz.

De acuerdo con registros oficiales más de seis millones de colombianos salieron de sus lugares de origen de forma forzada o voluntaria, como consecuencia de la guerra interna.

Bogotá y países vecinos como Venezuela, Ecuador y Brasil constituyen los principales centros receptores de esos migrantes.

Sepa más» Proceso de paz en Colombia lejos de una realidad política

EL DATO» 
El Tamarindo, situado en las afueras de esa ciudad, acogió desde 1999 a familias obligadas a abandonar sus casas como resultado del conflicto armado colombiano, la mayoría de las cuales fueron expulsadas de esa zona en 2008 tras demandas de empresas locales.
A partir de entonces muchas de las víctimas de la conflagración decidieron permanecer hacinadas en El Mirador, última parcela que les quedaba dentro de ese predio.
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.